Miércoles 5 de agosto de 2020

Mons. Olivera constituyó el Consejo Diocesano para la Protección de Menores y Adultos Vulnerables

  • 2 de julio, 2020
  • Buenos Aires (AICA)
El obispo castrense constituyó el Consejo Diocesano para la Protección de Menores y Adultos Vulnerables, que asesorará en temas vinculados con la prevención de abusos y el acompañamiento de víctimas.

El obispo castrense, monseñor Santiago Olivera, constituyó el Consejo Diocesano para la Protección de Menores y Adultos Vulnerables, a fin de brindar asesoramiento en cuestiones vinculadas con la prevención de abusos sexuales y la protección y acompañamiento de víctimas.

En los considerandos de la medida, que responden a las directivas del papa Francisco, el prelado recuerda que “el abuso sexual en todas sus formas -práctica que debe tener el mayor de los repudios-, constituye una grave violación de los principios cristianos, adquiriendo este pecado y delito particular gravedad cuando es cometido por personas que se comprometen a guiar a otros en el seguimiento de Jesucristo y de sus enseñanzas”.

En virtud del articulado del motu proprio Vos estis lux mundi, monseñor Olivera nombró responsable para la recepción de informes a Carlos Alberto González, abogado y licenciado en Derecho Canónico, por el período de tres años, es decir, hasta el 30 de junio de 2023.

Asimismo, designó asistente para esa función a monseñor José Antonio Passarell, licenciado en Derecho Canónico.

El obispo castrense determinó, además, que tanto el responsable como el asistente para la recepción de informes desarrollen su labor conforme a las disposiciones del motu proprio Vos estis lux mundi y del Instructivo sobre los Responsables de Recepción de los Informes de la Conferencia Episcopal Argentina.

Monseñor Olivera especificó que el Consejo Diocesano para la Protección de Menores y Adultos Vulnerables será “un organismo consultivo eclesial, interdisciplinar y formado por personas cualificadas en distintas materias, y que posea la principal misión de colaborar con el Obispo en la prevención del abuso sexual de menores y adultos vulnerables, fortaleciendo ambientes seguros y de buen trato para todos ellos en las relaciones pastorales, asumiendo tareas de atención, acompañamiento y seguimiento de personas, familias o comunidades concretas que se les encomiende, y proponiendo acciones para definir, orientar e implementar en el obispado políticas de prevención y de cercanía pastoral tanto a quienes denuncien haber sufrido este tipo de delitos como de los victimarios”.

Además del responsable y el asistente de la recepción de informes, el obispo designó para integrar el Consejo Diocesano para la Protección de Menores y Adultos Vulnerables a los presbíteros Roberto Luis Adrián Forte (abogado y licenciado en Derecho Canónico) y Juan Lisandro Scarabino (doctor en Derecho Canónico).

Más información en www.obispadocastrenseargentina.org.+