Martes 28 de mayo de 2024

Mons. Olivera propone formar pastores castrenses con actitud 'H24'

  • 25 de abril, 2024
  • Buenos Aires (AICA)
Fue durante la misa por la jornada del Buen Pastor en la capilla del Seminario, en la que confirió la admisión a las Sagradas Órdenes a los seminaristas Lucas Garcilazo y Ariel Padilla.
Doná a AICA.org

El obispo castrense, monseñor Santiago Olivera, presidió la misa por la jornada del Buen Pastor en la capilla San Lucas del Seminario San Juan de Capistrano y Santo Cura Brochero, durante la que confirió la admisión a las Sagradas Órdenes a los seminaristas Lucas Garcilazo y Ariel Padilla.

La Eucaristía fue concelebrada por el vicario general, monseñor Gustavo Acuña, y por capellanes de las Fuerzas Armadas y las Fuerzas Federales de Seguridad. Participaron de la celebración seminaristas y fieles castrenses.

En la homilía, monseñor Olivera afirmó: “Es el Señor el que da sentido a toda nuestra vida, es Él quien debe modelarla; sentimientos, pensamientos de Jesús es lo que todo cristiano tiene que intentar siempre vivir”.

Asimismo, destacó que el Evangelio del domingo “da la clave de Jesucristo, una imagen que el pueblo de Israel tenía como muy clara: el pastor, las ovejas. La misión del pastor que, en los tiempos de Jesús, también es la imagen de los reyes que cuidaban, pastoreaban a su pueblo”.

“Pero los profetas comienzan a alertar acerca de aquellos que no se comportaban como verdaderos pastores, aquellos que más bien vivían una vida según su salario, esto es, como empleados”, agregó.

El obispo ejemplificó esa idea en la actitud "H24" que, según la jerga castrense, es estar disponibles las 24 horas, y planteó: “Este es el pastor que Jesús quiere y este es el pastor que nosotros, como Iglesia castrense, queremos formar”.

“Lucas y Ariel siguen caminando, siguen ahondando, y sus formadores tendrán que ir viendo que, en esa senda que les queda, deberán continuar configurándose en esa imagen de Jesús, que entregó su vida por amor a sus ovejas, a su pueblo; las ovejas de Jesús, el pueblo de Jesús que se nos confía desde el amor”. 

“El Papa Francisco no invita a pensar y repensar, en esta Jornada Mundial de las Vocaciones, en el involucrarnos: el pastor que Jesús nos presenta es un pastor que sana, que venda, que cura, que alegra, que consuela; no es un empleado, no es un funcionario, es un Buen Pastor, que se asemeja al corazón grande de Jesús, para involucrarse justamente en el único sentido de nuestra vida, que es anunciar el Evangelio y la Salvación que el Señor nos regala”, concluyó.+