Miércoles 2 de diciembre de 2020

Mons. Scheinig: "Que ningún argentino se quede sin el abrazo de María"

  • 30 de septiembre, 2020
  • Luján (Buenos Aires) (AICA)
A pocos días de una nueva Peregrinación Juvenil a Luján, que en esta oportunidad se llevará a cabo de manera virtual, el arzobispo de Mercedes-Luján, monseñor Jorge Eduardo Scheinig, envió un mensaje.

El arzobispo de Mercedes-Luján, monseñor Jorge Eduardo Scheinig, envió un mensaje a los peregrinos de Luján, ante la proximidad de la Peregrinación Juvenil, que se realiza cada año durante el primer fin de semana de octubre, y que en esta oportunidad tendrá características muy especiales.

"Queridas y queridos peregrinos: Aquí está tu Madre, nuestra madre de Luján", expresó, señalando la imagen de la Virgen. "¡Qué linda es la Virgen, qué linda es Nuestra Señora de Luján!", exclamó.

"Este año vamos a hacer un sacrificio muy grande, tal vez más grande que el que hacemos cuando venimos caminando: vamos a hacer el sacrificio de no venir", reconoció. "Vamos a hacer la peregrinación virtual, y lo hacemos porque queremos cuidarnos, esa es la intención, cuidarnos unos a otros porque tenemos que parar el contagio. Tenemos que parar esta enfermedad que nos hace tanto daño, de tantas maneras".

"Por eso, la peregrinación virtual es una oración sentida, fuerte, vamos a pedirle a la Virgen que nos abrace, que ningún argentino se quede sin el abrazo de María. Eso es lo que le vamos a pedir a la Virgen, porque nosotros sabemos que cuando la Virgen nos abraza, nos da fuerzas para seguir caminando", aseguró.

"Entonces la peregrinación, que tal vez junte mucha más gente que la que se junta cuando venimos caminando, esta peregrinación se convierte en una oración enorme, fuerte, sentida, de todo el pueblo joven, de todos los que caminamos, de todos los peregrinos, y esa es la intención que tenemos en el corazón: que la Virgen abrace a todos, porque nosotros sabemos que el abrazo de la Virgen es el abrazo de Nuestra Madre, de la que con su ternura nos da fuerzas y entonces podemos seguir caminando", sostuvo.

"Muchos, sabemos, tal vez están tentados de bajar los brazos, o por ahí se les están yendo las fuerzas, por eso la peregrinación no se detiene, la peregrinación está viva. Todos juntos, entonces, vamos a pedirle por nuestra Argentina, por todos los argentinos: Madre, abrázanos, queremos seguir caminando. Aquí está tu Madre", concluyó.+