Jueves 24 de septiembre de 2020

Peregrinos homenajearon a Santa María de la Pampa

  • 26 de octubre, 2016
  • Santa Rosa (La Pampa) (AICA)
La 16º peregrinación en honor a la Virgen Santa María de La Pampa, se realizó el sábado 22 de octubre con el lema "Con María, misericordiosos como el Padre". Recorriendo las calles de la ciudad con la imagen de la Virgen, los peregrinos partieron del monasterio Santa María de La Pampa, luego del rezo del Rosario y la bendición, hasta la catedral. Al llegar al templo, el obispo de Santa Rosa, monseñor Raúl Martín, presidió una misa.
Con el lema "Con María, misericordiosos como el Padre", se llevó a cabo la 16ª peregrinación en honor de la Virgen Santa María de La Pampa, organizada por las hermanas Carmelitas Descalzas y laicos de la comunidad.

La procesión se realizó desde el Carmelo hasta la catedral donde el obispo diocesano, monseñor Raúl Martín presidió una misa. En su homilía, el prelado recordó cómo en agosto de 1986, el obispo de Santa Rosa, monseñor Atilano Vidal, solicitó la fundación de un Carmelo a la Comunidad de Hermanas Carmelitas de la arquidiócesis de Rosario. Tanto el Pastor como las hermanas decidieron poner el futuro monasterio bajo la protección de la Virgen María de La Pampa de modo que expresara su presencia en esas tierras que había hecho suyas desde sus orígenes históricos.

"Hace ya muchos años, 30 años aproximadamente, monseñor Vidal, quien pastoreaba estas tierras, sintió que este pueblo necesitaba de oración y de ternura. Y fue así como comenzó a rezar y a pedir al Señor y a unas monjitas carmelitas de Rosario, la posibilidad y la intención de que esta tierra tuviera un corazón que rezara. Y así estas hijas se hicieron presentes en esta tierra".

Fue así cómo estas carmelitas que alimentaban en su corazón un intenso amor a estas tierras, se pusieron en atenta actitud orante para acoger los signos que María les fuera presentando para moldear su imagen, conscientes de ser suya la inspiración.

"Fue un modo de expresar la ternura de Dios, y no había otra forma que de la mano de María, nuestra Madre, la madre de Jesús. Pero, como cuando se ama mucho a alguien se va pegando su esencia, esa María también tendría que llevar nuestro cantar pampeano, nuestro modo pampeano", explicó.

"Así, Dios fue estirando el corazón de las hermanas, quienes releyendo la vida de nuestro pueblo, nos fueron regalando -fueron las artífices- de esta hermosa imagen de la advocación que se hace patrona nuestra", aseguró.



Luego, el intendente de la ciudad, Leandro Altolaguirre, entregó en nombre de toda la comunidad, una ofrenda floral en honor de Santa María de La Pampa. Para finalizar, se desarrolló una actividad cultural en homenaje a la Virgen en la Plaza San Martín.

Santa María de la Pampa
La imagen de la Virgen viste el rústico poncho a usanza de los primeros habitantes: el indio y el gaucho. Su cabeza no luce corona, sino que está cubierta por un pequeño velo (pañuelo) de campesina. Su cuerpo, en actitud caminante, la revela como primera misionera recorriendo caminos de evangelización por esas tierras entrañadas en el amor de su maternidad. Su empeño es llevar al abrigo de su poncho a Jesús -"el que salva"- hasta los lugares más apartados de ese extenso suelo.

En agosto de 1989, y precediendo a las hermanas, llegó al convento la primera imagen de cerámica. El 20 de octubre de 1995 una imagen de esa advocación mariana fue entronizada en la Legislatura Provincial; otra fue entronizada en la denominada "Plaza Seca" de la ciudad de General Pico, en la municipalidad de Arata, y una más en el atrio de la catedral Santa Rosa de Lima. La entronización en el templo mayor de la diócesis se llevó a cabo el 16 de octubre de 1998 y desde entonces, ese día quedó consagrado a honrar a la Santísima Virgen bajo esa advocación.

Más información: (02954) 434739 y carmelitasdescalzaslp@yahoo.com.ar.+

[img]http://www.aica.org/subidas/2177.jpg[/img]