Sábado 28 de noviembre de 2020

Puerto Iguazú se une al Jubileo de la Tierra

  • 17 de septiembre, 2020
  • Puerto Iguazú (Misiones) (AICA)
En el marco del Jubileo de la Tierra, los estudiantes de las escuelas católicas de Puerto Iguazú plantarán árboles y cuidarán la forestación urbana.

En sintonía con el Jubileo de la Tierra convocado por el Papa Francisco, y la encíclica Laudato si’, los estudiantes de las escuelas católicas de la diócesis de Puerto Iguazú fueron convocados a plantar árboles y cuidar la forestación urbana. 

A esa convocatoria, se une esta iniciativa a través de la catequesis parroquial de San Nicolás de Flüe, de Puerto Esperanza, donde la propuesta es que cada niño de catequesis apadrine un árbol, para seguir llevando adelante la forestación urbana, con la responsabilidad de llevar a su casa y plantarlo en la vereda, cuidarlo y protegerlo como un verdadero padrino. 

La provincia de Misiones es rica en árboles autóctonos y cuenta con muchas reservas, entre ellos los parques nacionales y provinciales. Aun así, existe la necesidad de que las calles de los pueblos se vean embellecidas en sus veredas con árboles autóctonos de la provincia, entre ellos el lapacho.

“La toma de conciencia del cuidado de la casa común, debería ser una responsabilidad de todos, si cada uno de nosotros no solo evitamos la contaminación, sino que plantamos y enseñamos a plantar un árbol a los niños, haremos posible el seguimiento de una educación en el cuidado de la obra creadora de Dios. Es por ello que la Catequesis en nuestras parroquias, así como los colegios, son un espacio propicio para llevar adelante desde Dios el valor de tan grande don y la responsabilidad que ellos implica; por lo que no basta con enseñar que Dios creo todas las cosas de la nada y nos puso todo en nuestras manos: es necesario enseñar a cuidar y formar parte de una necesaria forestación urbana para que nuestros pueblos en sus desarrollos normales, sean a su vez expresión de ese amor de Dios”, expresaron desde la Junta Diocesana de Educación. 

A respecto, el Papa Francisco recuerda: “En la familia se cultivan los primeros hábitos de amor y cuidado de la vida, como por ejemplo el uso correcto de las cosas, el orden y la limpieza, el respeto al ecosistema local y la protección de todos los seres creados”. Por ese motivo, “la catequesis familiar hoy es un ámbito propicio para la toma de conciencia, es el medio para desarrollar actividades que involucren a las familias en la construcción de esta ecología integral a la cual nos llama el Papa, la vida social, la cultura, el ámbito cotidiano donde nos desenvolvemos deben ser lugares donde la relación entre las personas, con Dios, con los otros y el medio se desarrolle con un profundo respeto hacia la vida como regalo de Dios”, aseguraron. 

“Lo que comúnmente llamamos ‘crisis ecológica’, término también acuñado por el Papa Francisco, “es un llamado a una profunda conversión interior… Hace falta entonces una conversión ecológica, que implica dejar brotar todas las consecuencias de su encuentro con Jesucristo en las relaciones con el mundo que los rodea. Vivir la vocación de ser protectores de la obra de Dios es parte esencial de una existencia virtuosa, no consiste en algo opcional ni en un aspecto secundario de la experiencia cristiana”, recordaron. 

“De esta manera todos formamos parte de esta gran tarea de la casa común, no como algo más en nuestra vida cotidiana, sino como parte esencial de nuestro modo de ser y obrar en relación con el medio en el cual vivimos. Esperamos que muchos más se sumen a esta iniciativa del proyecto de Forestación Urbana en nuestra diócesis, movidos e inspirados por el Jubileo de la Tierra, desde el marco de la Laudato si’, de nuestro Papa Francisco”, animaron.+