Miércoles 2 de diciembre de 2020

San Juan de Ávila, próximo doctor de la Iglesia

  • 15 de mayo, 2012
  • Ciudad del Vaticano
"Es para mí un motivo de alegría recibirlos a ustedes en la conmemoración de los 50 años de la sede actual del Pontificio Colegio Español de San José, y precisamente en la memoria litúrgica de san Juan de Ávila, patrono del clero secular español, y al que próximamente declararé Doctor de la Iglesia universal", dijo Benedicto XVI a los alumnos, rectores, superiores y religiosas de esa institución, recibiéndolos en audiencia el pasado jueves 10 de mayo. "El profundo conocimiento de la Sagrada Escritura, de los santos padres, de los concilios, de las fuentes litúrgicas y de la sana teología, junto con su amor fiel y filial a la Iglesia, hizo del santo andaluz un auténtico renovador, en una época difícil de la historia de la Iglesia", explicó el Papa.
"Es para mí un motivo de alegría recibirlos a ustedes en la conmemoración de los 50 años de la sede actual del Pontificio Colegio Español de San José, y precisamente en la memoria litúrgica de san Juan de Ávila, patrono del clero secular español, y al que próximamente declararé Doctor de la Iglesia universal", dijo Benedicto XVI a los alumnos, rectores, superiores y religiosas de esa institución, recibiéndolos en audiencia el pasado jueves 10 de mayo.

"La formación específica de los sacerdotes -agregó el pontífice- es siempre una de las mayores prioridades de la Iglesia. Al ser enviados a Roma para profundizar en vuestros estudios sacerdotales debéis pensar sobre todo, no tanto en vuestro bien particular, cuanto en el servicio al pueblo santo de Dios, que necesita pastores que se entreguen al hermoso servicio de la santificación de los fieles con alta preparación y competencia.

"Pero recordad que el sacerdote renueva su vida y saca fuerzas para su ministerio de la contemplación de la divina Palabra y del diálogo intenso con el Señor. Es consciente de que no podrá llevar a Cristo a sus hermanos ni encontrarlo en los pobres y en los enfermos, si no lo descubre antes en la oración ferviente y constante.

"El itinerario de la formación sacerdotal es, también, una escuela de comunión misionera: con el Sucesor de Pedro, con el propio obispo, en el propio presbiterio, y siempre al servicio de la Iglesia particular y universal".

"Queridos sacerdotes, que la vida y doctrina del Santo Maestro Juan de Ávila iluminen y sostengan vuestra estadía en el Pontificio Colegio Español de San José. Su profundo conocimiento de la Sagrada Escritura, de los santos padres, de los concilios, de las fuentes litúrgicas y de la sana teología, junto con su amor fiel y filial a la Iglesia, hizo de él un auténtico renovador, en una época difícil de la historia de la Iglesia", explicó el Papa, citando a continuación las palabras de Pablo VI durante la canonización del santo andaluz: "Fue un espíritu clarividente y ardiente, que a la denuncia de los males, a la sugerencia de remedios canónicos, añadió una escuela de intensa espiritualidad".

"La enseñanza central del Apóstol de Andalucía es el misterio de Cristo, Sacerdote y Buen Pastor, vivido en sintonía con los sentimientos del Señor, a imitación de san Pablo. Os invito, pues, a ejercer vuestro ministerio presbiteral con el mismo celo apostólico que lo caracterizaba, con su misma austeridad de vida, así como con el mismo afecto filial que tenía a la Virgen María, Madre de los sacerdote", concluyó el Papa.+

Campaña Donación AICA