Jueves 26 de noviembre de 2020

Suspenden peregrinaciones y misas en la Basílica de Guadalupe el 12 de diciembre

  • 23 de octubre, 2020
  • Ciudad de México (AICA)
El rector de la Basílica de Guadalupe, informó de la suspensión de actividades multitudinarias para evitar contagios de Covid-19.

El rector de la Basílica de Nuestra Señora de Guadaupe en México, padre Salvador Martínez Ávila, informó de la suspensión -los días 11 y 12 de diciembre próximos- de actividades multitudinarias para evitar contagios de Covid-19, invitando a que los millones de fieles que suelen darse cita cada año en el santuario mariano no acudan este 2020 y celebren en familia en sus lugares de origen.

"Tiene particular importancia que las diócesis cercanas a este santuario, incluyendo nuestra arquidiócesis, promuevan activamente en las parroquias la información de que la mejor forma de celebrar este año las fiestas guadalupanas es en los propios lugares de origen, evitando así la aglomeración que se realiza todos los años en los días 11 y 12 de diciembre", expresa el texto del rector de la basílica.

Invitaron a los fieles a seguir las celebraciones a través de los medios de comunicación o plataformas digitales por las que se transmitirán las tradicionales “Mañanitas a la Virgen” de forma diferida.

Cada año, del 9 al 12 de diciembre, con motivo de la fiesta de Nuestra Señora de Guadalupe, cerca de diez millones de personas se acercan al cerro Tepeyac para agradecer o pedir favores a la Virgen María, venerada como Patrona de las Américas en el Santuario de Guadalupe.

Según los datos difundidos por la basílica de Guadalupe y el gobierno de la capital, el 12 de diciembre de 2019 se calculó una afluencia de unos 10 millones de peregrinos de todo el mundo. Según la misma fuente, este es el lugar de peregrinación mariana que reúne a más personas cada año, unos 20 millones en pocos días.

Este año 2020, con el fin de prevenir la propagación del coronavirus, el santuario, con el consentimiento del arzobispo de México, cardenal Aguiar Retes y la Conferencia Episcopal Mexicana, invitó a celebrar la fiesta en cada una de las comunidades parroquiales, en los barrios, en las comunidades católicas o en familia. +