Martes 28 de mayo de 2024

The Southern Cross, a punto de cumplir 150 años

  • 22 de abril, 2024
  • Buenos Aires (AICA)
Su director, Guillermo MacLoughlin, caracterizó a este periódico como el decano de la prensa de comunidades y de la prensa católica en la Argentina.
Doná a AICA.org

Próximo a cumplir 150 años, The Southern Cross, el periódico fundado el 16 de enero de 1875 por el sacerdote irlandés Patrick Joseph Dillon, es el decano de la prensa de comunidades y de la prensa católica en la Argentina.

Así lo caracterizó su director, Guillermo MacLoughlin, en una charla organizada por la Rama Argentina de la International Law Association en la sede del Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires, Montevideo 1640.

MacLoughlin expuso sobre “La relación de la Argentina e Irlanda. La visión de "The Southern Cross”. Recordó los comienzos en los cuales traía pocas noticias políticas de Irlanda para la comunidad hiberno-argentina, pero sí bastantes notas sociales y familiares, conectando a quienes estaban lejos y recibían con avidez información de sus parientes. De alguna manera, el periódico fomentaba que vinieran irlandeses a la Argentina. Calificó su orientación inicial como prevalentemente liberal en lo político y conservadora en lo religioso.

Y el periódico dio en su momento buena cobertura a la causa de la independencia de Irlanda, mientras que la prensa local más bien ocultó esa lucha, quizá por la importancia estratégica de la relación con Inglaterra y su influencia en materia económica. Tampoco le dieron mucho lugar entonces a ese tema los medios locales de habla inglesa: The Buenos Aires Herald, de capitales norteamericanos, y The Standard, que, si bien era de dueños irlandeses, no se diferenció de la corriente de los otros diarios nacionales.

En cambio, The Southern Cross levantó la causa independentista irlandesa, que se concretó en 1921. Y el periódico no estuvo de acuerdo con que Irlanda quedara partida en dos, permaneciendo la parte norte integrada en el Reino Unido.

El disertante reseñó distintas cuestiones históricas, como el apoyo a los aliados en la Primera Guerra Mundial, en la que no pocos irlandeses lucharon junto con los británicos.

Recordó la incorporación de algunos irlandeses a la política argentina al ganar Hipólito Yrigoyen y mencionó al diputado Santiago Farrell, destacado católico que impulsó leyes sociales  en el Congreso nacional. 

La crisis de 1930 afectó al sector agropecuario, dijo después, en el cual estaba la mayor parte de la comunidad irlandesa. En los años 40 y 50 fue habiendo más traslados a pueblos y ciudades, pero el orador estimó que hay una tradición cultural agropecuaria en la mayoría de la comunidad irlandesa (aun en familias que no tengan hoy una sola hectárea). El mismo Mac Loughlin, contador a la vez que periodista y genealogista, escribe con frecuencia análisis de esa temática en el periódico que dirige.

Luego el disertante transmitió su impresión de que los irlandeses locales fueron básicamente antiperonistas, pero ello no quita que haya habido figuras salientes de origen irlandés en ese movimiento político,  como el diputado nacional John William Cooke; Carlos Hogan, que fue ministro de Agricultura y Ganadería de Perón entre 1952 y 1955, y Alberto Rocamora, ministro y presidente de la Cámara de Diputados, cuyo segundo apellido era O’Connor.

En 1947 se establecieron relaciones diplomáticas formales de Estado a Estado con Irlanda. La Argentina fue el primer país de América del Sur en establecer esas relaciones.

En 1982, al tomar la Argentina las islas Malvinas, el gobierno irlandés le pidió que se retirase. Por el trabajo de la Cancillería argentina y pronunciamientos y solicitadas de la Federación de Sociedades Irlandesas (de los que se hizo eco, entre otros medios, The Southern Cross), más tarde el gobierno irlandés pidió a las autoridades del Reino Unido que negociaran una solución con la Argentina.

El disertante recordó también algunas figuras históricas nacidas en Irlanda y de actuación patriótica por nuestro país, como el general John Thomond O’Brien (1786-1861), que fue secretario y ayudante de campo del general José de San Martín, y el almirante Guillermo Brown (1777-1857) prócer de nuestra independencia.

Indicó que en los años del último régimen militar, el padre pasionista Federico Richards, director entre 1968 y 1991, sostuvo una fuerte postura de denuncia de violaciones a derechos humanos, y que se produjo un quiebre porque hubo suscriptores que renunciaron al periódico en disconformidad con el tono de los editoriales. Lo sucedieron luego el padre palotino Kevin O’Neill, el señor Santiago O’Durnin, y, desde 2009, MacLoughlin, que es el director número 16 desde la fundación del periódico. Éste integra distintas instituciones culturales  y académicas; es miembro de número de la Academia Argentina de Artes y Ciencias de la Comunicación e integra el Club Gente de Prensa, que agrupa a periodistas que procuran desplegar su vocación profesional en concordancia con los principios morales y el magisterio de la Iglesia Católica.  

Presentó al orador el presidente de la Rama Argentina de la International Law Association (ILA), el economista y ex diputado nacional Eduardo Conesa. Entre otros, asistieron el abogado y también ex diputado Ricardo Balestra, vicepresidente mundial de la Asociación; la prosecretaria de la Rama Argentina, María Cristina L. de Balestra, y el doctor Norberto Fraga, ex rector de la Universidad de la Marina Mercante.

The Southern Cross es publicado por la Editorial Irlandesa. La colección del diario en papel y su registro microfilmado los tiene la Asociación Católica Irlandesa, en calidad de  custodia o depositaria.

El periódico hoy es digital, aunque el director señaló que abriga la esperanza de que vuelva, parcialmente, también a su edición en papel, y señaló que conserva todos sus atributos, su templanza y su vinculación con toda la comunidad. Su lema es "Desde 1875 expresando nuestra plenitud argentina desde lo ancestral irlandés".+ (Jorge Rouillon)

NOTICIAS RELACIONADAS