Miércoles 30 de septiembre de 2020

Traducen el Catecismo de la Iglesia Católica al umbundu, el dialecto más hablado en Angola

  • 17 de diciembre, 2019
  • Luanda (Angola) (AICA)
El trabajo de traducción estuvo a cargo de monseñor Francisco Viti, arzobispo emérito de Huambo

Los católicos angoleños podrán tener una traducción del Catecismo de la Iglesia Católica al idioma umbundu, el dialecto africano más hablado en Angola, después del portugués, que es el idioma oficial.



El trabajo de traducción estuvo a cargo de monseñor Francisco Viti, arzobispo emérito de Huambo, quien subrayó que “el Catecismo de la Iglesia Católica es un mensaje interpretado por la Santa Iglesia y ofrecido a los hombres de buena voluntad”.



El prelado subrayó que el Catecismo es un texto de referencia seguro y auténtico para la enseñanza de la Doctrina Católica, con el que uno puede saber lo que la Iglesia profesa y celebra, vive y ora en su vida diaria. Por esta razón, decidió traducirlo al umbundu, el idioma más hablado en Angola después del portugues.



"La traducción fue muy difícil porque implicaba una terminología filosófica, teológica y científica, incluso los temas de bioética", explicó el arzobispo emérito.



Monseñor Francisco Viti nació en Misasa, Evanga, provincia de Benguela, el 15 de agosto de 1933. Estudió en el seminario menor de Quipeio y en el seminario mayor de Cristo Rey en Huambo. Fue ordenado sacerdote el 14 de julio de 1963 en la catedral de Huambo.



Después de un tiempo de actividad pastoral, el padre Francisco Viti se fue a Roma y se graduó en filosofía en la Pontificia Universidad Gregoriana.



Luego se matriculó en el Instituto Católico de París, donde se graduó en Teología, especializándose en pastoral catequética. Regresó a Angola en 1974 y fue nombrado rector del seminario mayor interdiocesano de Huambo y al año siguiente, el 10 de agosto de 1975, fue elegido obispo de la nueva diócesis de Menongue y consagrado el 28 de septiembre de 1975 en Huambo.



Después de once años en la diócesis de Menongue, fue nombrado arzobispo de Huambo el 20 de septiembre de 1986, cargo en el que permaneció durante 17 años. +