Miércoles 5 de agosto de 2020

Venezuela: José Gregorio Hernández, cada vez más cerca de la beatificación

  • 28 de abril, 2020
  • Caracas (Venezuela) (AICA)
La Comisión teológica de la Congregación para las Causas de los Santos aprobó por unanimidad un milagro atribuido a José Gregorio Hernández, según informó desde Venezuela el cardenal Baltazar Porras

La Comisión teológica de la Congregación para las Causas de los Santos aprobó por unanimidad un milagro atribuido a José Gregorio Hernández, según informó desde Venezuela el cardenal Baltazar Porras, arzobispo de Mérida y administrador de la Arquidiócesis de Caracas, quien dijo que recibió una comunicación de dicha congregación. Ya en enero la Comisión médica había aprobado el requisito religioso.



La argentina Silvia Correale, postuladora de la causa de beatificación de Hernández, confirmó que su caso recibió el parecer positivo de la Comisión teológica. Ahora faltan dos pasos: la aprobación de los cardenales y obispos y la del papa Francisco. Correale calcula que podrían producirse antes del verano en el hemisferio norte, pero las fechas no están aún decididas.



"Con inmensa alegría en medio de esta pandemia recibimos buenas noticias”, inicia el comunicado que el mismo arzobispo de Mérida y administrador apostólico de la arquidiócesis de Caracas, cardenal Baltazar Porras, leyó ayer para informar que la Santa Sede finalmente reconoció el milagro concedido por intercesión del venerable José Gregorio Hernández, uno de los más amados médicos para los venezolanos, profesor y científico de profunda vocación religiosa, laico franciscano, reconocido por su solidaridad con los más necesitados y recordado por su caridad, generosidad, rectitud y servicio a los pobres.



El purpurado venezolano, en un video filmado junto a la tumba del futuro beato, anunció que la Congregación para las Causas de los Santos del Vaticano informó que la Comisión teológica, compuesta de siete expertos, examinó el presunto milagro del Dr. José Gregorio Hernández, en la curación de la niña Yaxury Solórzano y aprobó por unanimidad el estudio realizado.



“Recibimos esta buena nueva como una gracia de lo alto que nos anima a seguir en oración para implorar que nuestro venerable médico sea elevado a los altares, y a continuar pidiendo por su intercesión la superación de situaciones adversas en la salud física y espiritual como la petición para que pronto cese la pandemia que azota al mundo entero”, dijo el purpurado venezolano.



“El doctor José Gregorio Hernández es un ícono de venezolanidad, más allá de las posiciones ideológicas”, declaró en más de una ocasión el purpurado venezolano que ahora, en medio de la pandemia del coronavirus, lo coloca como “el mejor ejemplo de un hombre que puso toda su capacidad de científico, de servidor, para el progreso de la ciencia y la atención a los más pobres”.



El arzobispo recordó que el doctor José Gregorio, hace 102 años, en compañía de otros prominentes médicos venezolanos, dio lo mejor de sí en la atención a los enfermos causados por la epidemia de la gripe española que causó estragos en el mundo. “A la pericia sanitaria –agregó- se unió la férrea voluntad de servir a los apestados y a denunciar las fallas del sistema sanitario de entonces. Qué mejor ejemplo para seguir sus huellas e imitar su conducta en medio del Covid-19”.



Luego de asegurar que en este largo camino hacia la beatificación aún falta la Plenaria de cardenales y obispos y la aprobación del papa Francisco, el cardenal Porras invitó a continuar en oración sincera y esperanzados para que su fama de santidad e intercesión proclamada en el corazón del pueblo venezolano se extienda por el mundo entero como ejemplo heroico de entrega a Dios y al prójimo. Y concluyó: “Les recuerdo siempre, ¡José Gregorio Hernández va por muy buen camino!



José Gregorio Hernández

Nació el 26 de octubre de 1864 en el pueblo de Isnotú, en el estado de Trujillo, Venezuela. Estudió medicina y, sin dedicarse completamente a la vida religiosa, fue un devoto católico desde temprana edad. Es conocido como “el médico de los pobres”, porque estuvo al servicio de los más necesitados.



Falleció atropellado en Caracas en 1919 y desde entonces fue venerado por numerosos creyentes, principalmente en Latinoamérica, que le atribuyen la cura de varias enfermedades.



La causa para llevar a José Gregorio Hernández a los altares data de 1949. En 1986, el papa Juan Pablo II lo declaró Venerable. +