Miércoles 12 de agosto de 2020

Roe vs. Wade, la gran mentira que usó la Corte para imponer el aborto

  • 5 de febrero, 2019
  • Washington (Estados Unidos)
El 22 de enero se cumplieron 46 años de la despenalización del aborto en los Estados Unidos, impuesta por la Corte Suprema sobre la base de una gran mentira. Para repudiar esa fraudulenta sentencia todos los años se realiza en Washington una multitudinaria marcha. La última fue el pasado 18 de enero.
El 18 de enero se realizó en Washington la Marcha por la Vida, en repudio de la fraudulenta sentencia del Tribunal Supremo en el caso "Roe vs Wade", que legalizó el aborto en los Estados Unidos hace 46 años.

El histórico caso judicial caratulado como "Jane Roe y otros contra Henry Wade, fiscal de distrito del condado de Dallas", más conocido como "Roe vs. Wade", ingresó en la Corte Suprema de los Estados Unidos el 13 de diciembre de 1971 y tuvo sentencia el 22 de enero de 1973 en un fallo dividido de 7 contra 2 estableciendo el aborto inducido en los Estados Unidos. Jane Roe es el seudónimo de Norma L. McCorvey, autora de la gran mentira sobre la que se basó el fallo de la Corte.

Historia del caso
A comienzos de 1970 Norma McCorvey dijo que fue violada por una pandilla y quedó embarazada. Las abogadas Sarah Weddington y Linda Coffee, recién graduadas de la Facultad de Derecho de la Universidad de Texas, necesitaban una "cliente" para poder atacar la ley que desde hacía 100 años prohibía el aborto en ese Estado. Presionaron a Norma para que en vez de tramitar la adopción del bebé procurara un aborto. Conseguido su propósito presentaron una demanda en Texas representando a Norma L. McCorvey (Jane Roe) contra Henry Wade.

El fiscal de distrito del Condado de Dallas, Texas, Henry Wade, representaba al Estado de Texas, que se oponía al aborto. El Tribunal del Distrito falló a favor de Jane Roe, aunque rehusó establecer una restricción en contra de las leyes sobre aborto.

El caso fue apelado en reiteradas oportunidades hasta que finalmente llegó a la Corte Suprema de Justicia de los Estados Unidos, la que en 1973 decidió que la mujer, amparada en el derecho a la privacidad ?bajo la "cláusula del debido proceso" de la décimocuarta enmienda? podía elegir si continuaba o no con el embarazo; ese derecho a la privacidad se consideraba un derecho fundamental bajo la protección de la Constitución de los Estados Unidos y por lo tanto no podía legislarse en su contra por ningún Estado.

Jane Roe dio a luz a su hija mientras el caso aún no se había decidido. La bebé fue dada en adopción. Roe v. Wade fue decidido finalmente por el Tribunal Supremo de los Estados Unidos, dando lugar a una decisión histórica en materia de aborto. Según esta decisión, la mayoría de las leyes contra el aborto en los Estados Unidos violaban el "derecho constitucional a la privacidad bajo la cláusula del debido proceso" de la décimo cuarta enmienda de la Constitución. La decisión obligó a modificar todas las leyes federales y estatales que proscribían o que restringían el aborto y que eran contrarias con la nueva decisión.

Esta decisión de la Corte fue interpretada como la despenalización del aborto para los 50 estados de la Unión.



Polémica
En 1987 Norma McCorvey se arrepintió de su actuación, reconoció que parte de su declaración en el juicio no fue verdadera y admitió que no había sido violada y que el padre de su bebé era una persona a la que ella conocía. El relato de los pandilleros que la violaron era mentira. Además denunció que había sido tratada como un "peón" de dos ambiciosas y jóvenes abogadas (Sarah Weddington y Linda Coffee) quienes buscaban una demandante que lograra cambiar la legislación que prohibía el aborto en el Estado de Texas.

Por su parte, Sarah Weddington, la abogada que litigó el caso Roe vs. Wade en el Tribunal Supremo, explicó en un discurso que pronunció en el Instituto de Ética de la Educación, en Oklahoma, por qué utilizó los falsos cargos de violación, hasta llegar al Tribunal Supremo: "Mi conducta pudo no haber sido totalmente ética. Pero lo hice porque pensé que fueron buenas razones para fundamentar el propósito que perseguíamos".

En 2005 Norma McCorvey pidió a la Corte Suprema que revisara el fallo de 1973, argumentando que el caso se fundamentaba sobre una mentira, y que además debería ser visto nuevamente debido a las nuevas evidencias sobre los daños que el procedimiento ocasiona a las mujeres. Pero la Corte, a sabiendas de la realidad y validez de esos argumentos, denegó la petición.

Quién financió el juicio
Hugh Hefner, fundador de Playboy, reconoció que participó en el financiamiento del juicio. "Probablemente Playboy estuvo más involucrada en Roe vs. Wade que cualquier otra compañía. Nosotros aportamos los fondos para los primeros pasos y además escribimos el amicus curiae en el caso Roe vs. Wade".+