Jueves 2 de julio de 2020

Fiesta de invierno de San Nicolás, una oportunidad para pedir en tiempos de crisis

  • 11 de julio, 2019
  • La Rioja (AICA)
El vicario general de la diócesis de La Rioja, presbítero Roberto Queirolo, presidió las fiestas de invierno de San Nicolás de Bari frente a la catedral local en honor del "santo moreno", donde subrayó la importancia de esta celebración y la consideró una oportunidad para buscar "ayuda superior" ante la dura realidad que "golpea" a la muchos riojanos.
El vicario general de la diócesis de La Rioja, presbítero Roberto Queirolo, presidió el 7 de julio las fiestas de invierno de San Nicolás de Bari frente a la catedral local en honor del "santo moreno", donde recordó que "no se trata tampoco de un ?minitinkunaco?: un recuerdo de aquel hecho histórico fundacional de nuestra riojanidad que todos los años conmemoramos el 31 de diciembre".

"En esta fiesta ?de invierno? queremos agradecer a Dios que la Iglesia, en su máxima expresión, haya reconocido, celebrado y enaltecido la fe de nuestro pueblo y su secular devoción a este, nuestro santo patrono. Porque de eso se trata cuando hablamos de aureolización", explicó.

"Este gesto extraordinario por el cual el Sumo Pontífice, el Papa, quiso reconocer, valorar y honrar la fe de nuestro pueblo creyente, otorgando a la venerada imagen de su santo patrono dicha distinción", agregó.



El sacerdote riojano precisó que "se trata entonces de confirmar la devoción de nuestra gente sencilla, de los más humildes, de los que más sienten la necesidad de su asistencia, de su protección".

"Es cierto que este sentimiento nos une a todos, también a intelectuales, pudientes, clase dirigente que se sienten convocados para honrarlo. Pero sin duda que la devoción es más honda, más fuerte, más sentida, por los que sabiéndose necesitados de todo, acuden a quien nunca les falta, al que no pide nada a cambio, al que siempre está dispuesto a auxiliarnos", subrayó.

El padre Queirolo afirmó que la dura realidad que "golpea" y se manifiesta en "desempleo, cierre de fuentes de trabajo, salarios por debajo de las necesidades básicas empleos en negro, una inflación nunca antes conocida, con una dirigencia errante", hacen que se busque "una ayuda superior a las limitadas fuerzas humanas".

"Queridos amigos: agradecidos a Dios que nos ha permitido celebrar con gozo nuestra fiesta asumiendo el compromiso de hacer efectivas las consignas recibidas, con la alegría de saber que Jesús, la Virgen, San Nicolás, nuestros mártires caminan con nosotros, imploramos sobre nuestras familias ?especialmente nuestros jóvenes- nuestros ancianos, los que no tienen trabajo, nuestras autoridades, sobre los más necesitados su especial bendición", concluyó.+