Lunes 13 de julio de 2020

El seminario de Paraná celebró sus fiestas patronales

  • 3 de junio, 2020
  • Paraná (Entre Ríos) (AICA)
Con una misa presidida por el rector, presbítero Cristián Torres

En el marco de la Solemnidad de Pentecostés, el seminario arquidiocesano Nuestra Señora del Cenáculo, de Paraná, celebró sus fiestas patronales.

Las celebraciones comenzaron en la noche del sábado con una vigilia solemne de oración y un compartir fraterno. El domingo, la Eucaristía estuvo presidida por el rector, presbítero Cristián Torres, y fue concelebrada por los formadores. La celebración fue transmitida por las redes sociales del seminario.

En su homilía, el presbítero Torres expresó: “Estamos celebrando en este día tan hermoso, tan lleno de sol, la fiesta patronal; esto que para nosotros es tan importante, para todas las comunidades de la Iglesia y también de la diócesis, en este tiempo de cuarentena, con esta dificultad de la distancia física de la mayoría de nosotros, pero con la comunión profunda que nos da la fe y que nos da precisamente también la gracia del Espíritu, que nos hace uno en torno al Padre, al Hijo y al Espíritu, regalándonos el misterio de la comunión de los santos”.

“El corazón, el misterio central de nuestra fe es la Pascua, y de ese costado abierto del Señor nace la Iglesia como su fruto más amado, el más querido, eso que será precisamente el medio, el sacramento a través del cual Dios regala la santidad a todos los hombres, nos la regala a cada uno de nosotros”, destacó.

“Pero esa Pascua se continúa y se prolonga en Pentecostés, en la venida del Espíritu sobre los apóstoles, y sobre los que por pura gracia de Dios tenemos la misión, la sagrada misión de continuar su obra para gloria de Dios y para salvación del mundo”, afirmó.

“La vocación más hermosa que tenemos como personas es ser amigos de Dios, y esto es posible porque nos regala la filiación: hijos en el Hijo, hijos en Jesús, y porque somos hijos queremos vivir su misma vida, queremos vivir su presencia y queremos, sobre todo, comunicarla a todos los hombres. Y porque somos hijos queremos vivir la libertad profunda que nos da precisamente el Espíritu”, sostuvo.

Por la tarde se celebraron las Vísperas y la adoración comunitaria.+