Miércoles 2 de diciembre de 2020

Victoria de la activista con síndrome de Down contra el aborto por discriminación

  • 9 de junio, 2020
  • Belfast (Irlanda del Norte) (AICA)
La Asamblea de Irlanda del Norte adoptó una enmienda que se opone a la legalización del aborto impuesta por las autoridades de Londres.

La Asamblea de Irlanda del Norte adoptó una enmienda que se opone a la legalización del aborto impuesta por las autoridades de Londres. La participación de Heidi Crowter, de 24 años, con síndrome de Down, jugó un papel determinante.



Ella escribió una carta a los parlamentarios en la que argumentaba que la ley de aborto introducida por las autoridades británicas era un claro acto de discriminación contra personas con discapacidades como ella.



Al menos por ahora, la decisión de los parlamentarios no cambia nada desde el punto de vista legal. Sin embargo, es un mensaje claro a las autoridades de Londres, que impuso nuevas reglas el año pasado, utilizando la grave crisis institucional que estaba afectando a Irlanda del Norte en ese momento. Sin embargo, la votación actual ha demostrado que los irlandeses no están de acuerdo con esta línea. Esto también se puede demostrar por el hecho de que todas las campañas anteriores destinadas a legalizar el aborto “democrático” terminaron en fracaso allí. Durante la votación, se enfatizó que, en el asunto de legalizar el aborto, Irlanda del Norte fue “despreciada” por el gobierno británico.



Nuevas leyes de aborto muy liberales entraron en vigor en Irlanda del Norte el 31 de marzo. Desde ese día hasta el 22 de mayo, según el Ministro de Salud, se llevaron a cabo 129 abortos legales allí. El párrafo más controvertido de la nueva ley establece que los abortos pueden realizarse sin restricciones en el caso de cualquier discapacidad de un niño. También cuando no amenaza su vida. Tales casos, entre otros, el Síndrome de Down que sufre Heidi Crowter. De ahí su batalla, oponiéndose a la matanza de niños discapacitados y exigiendo respeto por sus derechos. Ella señala que su país no debe estar violando sus derechos y discriminándola al decir que no la quiere en este mundo.



“Como persona con síndrome de Down, encuentro esta propuesta para Irlanda del Norte muy dolorosa y ofensiva. Me dice que no soy igual que otras personas, no soy digna del mismo nivel de protección legal que alguien que no sufre síndrome de Down o una discapacidad no letal similar“, escribió Crowter en su carta a los miembros de la Asamblea de Irlanda del Norte. Estaba convencida de que la ley debería estipular que, en Irlanda del Norte, las personas con síndrome de Down u otra discapacidad no mortal son tan valiosas como las personas que no tienen tales discapacidades como lo hacen en la República de Irlanda.



Alentando a votar por su vida, señaló que no se trata de un partido sino de igualdad de derechos y resistencia a la discriminación contra los discapacitados. “Por favor, vote a favor de esta propuesta para que la Asamblea de Irlanda del Norte pueda decirle al mundo que no aceptará una ley que trate de evitar el nacimiento de personas como yo; leyes que sugieren que no tenemos el mismo valor que las personas que no padecen síndrome de Down u otra discapacidad que no amenace la vida. Vote para crear una atmósfera que facilite, no obstruya, reconozca y vea la belleza detrás del cromosoma extra“, escribió. +

Campaña Donación AICA