Domingo 19 de mayo de 2024

Aborto: obispos europeos le recuerdan a la UE que no puede 'imponer una ideología'

  • 12 de abril, 2024
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
La Comece lamentó "profundamente" el resultado de la votación del Parlamente Europeo, que aprobó la inclusión del aborto en la "Carta de los Derechos Fundamentales" de la UE.
Doná a AICA.org

El derecho al aborto debería ser en un derecho fundamental en la Unión Europea: esto es lo que han pedido los eurodiputados tras la votación de este 11 de abril, en Bruselas, mediante una moción aprobada con 336 votos a favor, 163 en contra y 39 abstenciones.

La resolución tiene valor político, pero no normativo y no es vinculante. Con la votación de este jueves, se pide al Consejo de Europa que incluya el derecho al aborto en la "Carta de los Derechos Fundamentales" de la Unión Europea, y se insta también a los países miembros a despenalizar completamente el aborto en sus leyes y a combatir cualquier obstáculo a la interrupción voluntaria del embarazo.

“Lamento profundamente el resultado de la votación de hoy”, expresó el padre Manuel Barrios Prieto, secretario general de la Comisión de las Conferencias Episcopales de la Unión Europea (Comece).

"Nos entristece mucho", afirmó, aunque el resultado "era esperado, porque el Parlamento Europeo, en esta legislatura, ha votado de manera similar en resoluciones sobre esta cuestión".

Los obispos europeos ya habían emitido un comunicado sobre el tema, en el que se exponen claramente los argumentos de la Iglesia en oposición a lo votado por el Parlamente Europeo.

"El argumento principal -explica el padre Barrios Prieto- es que el aborto no puede ser considerado un derecho fundamental: el derecho humano fundamental es el derecho a la vida y el aborto, evidentemente, va en contra de él". En particular, niega el derecho a la vida, señala, cuando la vida misma se encuentra en una situación de vulnerabilidad, "como el no nacido en el vientre de su madre".

La UE no puede imponer una ideología determinada 
Entre otros argumentos contra la inclusión del aborto entre los derechos fundamentales, el secretario general de la Comece cita el respeto que la Unión Europea debe tener por las competencias nacionales y también por otras tradiciones culturales y legislativas.

La UE "no puede imponer a los países miembros una determinada ideología y una determinada manera de ver la persona humana y la sexualidad", declara al respecto, y señala que la propia "Carta de los Derechos Fundamentales" se refiere a derechos universalmente reconocidos, no a aquellos sobre los que existe "diversidad de opiniones e ideas".

Otro motivo de pesar para los obispos de la UE, afirma Barrios Prieto, es "la posición de algunos partidos que remiten a la tradición democristiana, como el Partido Popular Europeo, que se ha dividido en este tema, para "votar mayoritariamente a favor de la moción que se está examinando, y esto es un escándalo", comenta tajantemente.

Ante esta situación, según el secretario general, la Iglesia tiene el deber de recordar a los partidos y a los políticos sus responsabilidades; pero, de cara a las nuevas elecciones europeas, los obispos de la Comece invitan también a los electores a votar con igual responsabilidad.

"Esperamos que el nuevo Parlamento Europeo que surja de las urnas sea un Parlamento que tenga estos temas en el centro -dice el padre Barrios Prieto-, y esto depende de los electores".

"Como Iglesia, es necesario acompañar y formar a las personas, explicándoles bien nuestros argumentos", concluye el presbítero, y afirma que éste es "un trabajo que tenemos que hacer todos".+