Martes 28 de mayo de 2024

Bolivia: la Iglesia espera que el caso contra Mons. Stetter no busque amedrentarla

  • 22 de abril, 2024
  • La Paz (Bolivia) (AICA)
Ante la investigación contra el obispo emérito de San Ignacio de Velasco, el presidente del episcopado dijo "que no serán arrinconados" y espera que la investigación sea acorde a las leyes.
Doná a AICA.org

Ante la investigación contra el obispo emérito de San Ignacio de Velasco, Carlos Stetter, el presidente de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), monseñor Aurelio Pesoa, dijo que los prelados no serán arrinconados y que espera que ese proceso no se trate de un acto de amedrentamiento contra los pastores de la Iglesia. 

“Esa intervención raya en el abuso de poder, con el argumento de sospechas de legitimación de ganancias. Esperemos que la investigación se lleve a cabo en el marco de las leyes, bajo criterios éticos y con transparencia. Y ojalá no sea un amedrentamiento a los pastores de la Iglesia boliviana”, puntualizó el obispo del vicariato apostólico de Beni, durante la misa dominical.

El viernes, un grupo de policías, bajo la dirección funcional del fiscal Gustavo Ríos, allanó el domicilio de monseñor Stetter en San Ignacio de Velasco, donde secuestraron un vehículo, dinero y documentos personales. Supuestamente, el prelado estaría implicado en un caso de legitimación de ganancias ilícitas.

A la vez, monseñor Pesoa señaló que no se callarán ante los atropellos que se cometen y que no arrinconarán a los demás obispos con ese tipo de procesos. Aseguró que el país requiere de buenos pastores, aquellos que guían, defienden y denuncian las arbitrariedades.

“Como pastores de la Iglesia, no podemos ver las cosas que pasan y callarlas. Como pastores de la Iglesia en Bolivia, no podemos y no seremos arrinconados en la sacristía. Necesitamos de buenos pastores, con los mismos sentimientos de Cristo, el verdadero Pastor”, manifestó.

En ese contexto, el obispo de la diócesis de San Ignacio de Velasco, monseñor Robert Flock, expresó su apoyo a Stetter y pidió a los administradores de la justicia boliviana que actúen también como pastores y que prevalezca la verdad.

“Ha sido un buen pastor toda su vida, entregándose para el bien de la Iglesia del pueblo. Todos los bienes que administró, sea a título personal, sea como obispo, siempre han sido para cumplir la misión de la Iglesia y colaborar con sus comunidades y obras”.

Por su parte, la secretaría general de la CEB emitió un comunicado tras el allanamiento en el domicilio del obispo Stetter. “En ningún momento hemos dudado de que su trabajo, en todos los actos administrativos de la diócesis, se ha realizado siempre con total transparencia y honestidad”, se lee en el mensaje, mediante el que los obispos piden a la Fiscalía que lleve a cabo sus propias investigaciones sobre el presunto delito de el lavado de activos ilícitos, en el "marco del debido respeto a las leyes y a los procesos judiciales, y según criterios éticos de verdad y transparencia".+