Martes 28 de mayo de 2024

Catamarca: fallecimiento de un sacerdote catequista, formador y teólogo

  • 21 de marzo, 2024
  • San Fernando del Valle de Catamarca (AICA)
El presbítero Juan Carlos San Nicolás murió a los 75 años. Tenía 51 de servicio sacerdotal. El obispo local, Mons. Luis Urbanc y el clero catamarqueño expresaron sus condolencias.
Doná a AICA.org

El presbítero Juan Carlos San Nicolás, quien venía atravesando problemas de salud que lo habían alejado del servicio activo del sacerdocio, murió la noche del 20 de marzo, notificó hoy el Obispado de Catamarca.

El obispo de Catamarca, moneñor Luis Urbanc y el clero catamarqueño expresaron sus condolencias "con dolor y esperanza cristiana" por el deceso del sacerdote, elevaron un plegaria por "el eterno descanso de su alma" y expresaron su cercanía con la oración a sus familiares y amigos.

El padre San Nicolás era oriundo de San Fernando del Valle de Catamarca, capital de la provincia. Había nacido el 22 de marzo de 1948. Tenía 75 años de edad y 51 de sacerdocio. Fue ordenado el 17 de diciembre de 1972 por monseñor Juan Carlos Ferro, obispo de Concepción (Tucumán), a cuya diócesis perteneció por varios años antes de su llegada a Catamarca.

El sacerdote fallecido desempeñó distintos servicios relacionados con catequesis y con formación en el Seminario Diocesano; era, de hecho, un destacado educador y formó parte del Consejo de Educación de Catamarca. También ejerció su ministerio sacerdotal en distintas comunidades parroquiales, como Santa Rosa de Lima y San Pío X; fue vicario en la parroquia San Francisco de Asís de Andalgalá y párroco en Nuestra Señora del Rosario, de Paclín; también pasó por la capilla de Fátima, en la jurisdicción de la parroquia Inmaculado Corazón de María, entre otras. Fue asimismo colaborador de Stella, la revista de la Virgen del Valle.   

En los últimos tiempos, solía concelebrar la misa de las 11 en la catedral basílica, a los pies de la imagen de la Madre del Valle, y tenía a su cargo la homilía.

Catequista, formador y teólogo
En 2022 había celebrado sus bodas de oro sacerdotales, en el marco de las festividades en honor de la Pura y Limpia Concepción del Valle del  8 de diciembre. En esa oportunidad, monseñor Urbanc afirmó que “él ha sido siempre un gran catequista, un gran transmisor de la Palabra de Dios, un gran formador de agentes de pastoral y de catequistas, un teólogo”.

Era un gran confesor, y este don fue destacado por el obispo catamarqueño en ese momento, cuando dijo que “quizás no ha dimensionado esa capacidad que Dios le ha dado del perdón de los pecados. ¡A cuántos de nosotros nos ha reconciliado con Dios, nos ha sanado interiormente mediante una buena confesión, nos ha acompañado en este misterio, y eso sigue intacto en él!”.

Durante la misa por los 50 años de su ordenación sacerdotal, el padre San Nicolás, por su parte, decía: “Agradezco al Señor, mi Dios, en primer lugar, porque por medio de su Palabra hecha Hombre me llamó y me sedujo, y yo me dejé seducir. Por eso, nunca pude callar su Palabra. He tratado de ser simplemente un enamorado”.

También tuvo palabras para la Virgen Morena del Valle: “¡Cómo no dar gracias a la Dueña de esta casa, a la que en estos días he venido, pidiéndole que me estreche en su corazón de Madre, en sus manos entreabiertas, que no me suelte jamás!”.+