Miércoles 24 de febrero de 2021

Denuncian situaciones de "violenta represión" al pueblo wichí de Formosa

  • 22 de enero, 2021
  • Formosa (AICA)
El equipo diocesano de Pastoral Aborígen de Formosa, junto con otras instituciones civiles y religiosas, denunciaron una situación de violencia y represión hacia el pueblo wichí del extremo Oeste.

El equipo diocesano de Pastoral Aborígen de Formosa, junto con otras instituciones civiles y religiosas de la provincia, en un comunicado publicado el jueves 21 de enero, denunciaron situaciones de “violenta represión” por parte de la Policía local hacia el pueblo wichí del extremo oeste.

En el departamento Ramón Lista, el más alejado de la capital formoseña, existe un “bloqueo sanitario” debido a la detección de más de 150 casos de coronavirus, y el gobierno de la provincia está trasladando personas a “centros de aislamiento”. Estos traslados se realizaron “muchas veces en horarios nocturnos, sin dar explicaciones ni informar correctamente dónde los llevan, en algunos casos en móviles no aptos para traslados”.

Las personas que están en estos centros “quedan aislados, lejos de sus familias, en plena incertidumbre y, como se demostró en distintas publicaciones y videos que circulan en las redes sociales, en estado de hacinamiento e indefensión”.

Ante la situación, se solicita a las autoridades “hacer la cuarentena en sus propias comunidades, que la policía no proceda más de noche, que las personas que contraían el virus o eran sospechadas de haberlo contraído, sean tratadas con respeto”.

Asimismo, tanto la localidad de El Chorro como el departamento Matacos, se encuentran bloqueados por casos de Covid-19, sin acceso al sistema bancario. Ante la manifestación pública, hubo varios casos de represión por parte de las fuerzas policiales.

Campaña Donación AICA

“Cuando se pierde el diálogo, el respeto y la escucha se hace imposible la construcción justa y fraterna de la sociedad. La autoridad se convierte en autoritarismo que se expresa como sordera, ceguera, soberbia y el total desprecio del otro, no existe verdad fuera de lo que oficialmente se dice. El Estado que es responsable de la paz, bienestar y protección, se convierte en represor y genera malestar en la ciudadanía. Desaparecen los derechos y la libertad. Estos modelos solo funcionan con fuerzas represoras”, menciona el comunicado.

Además, denuncian que las medidas de aislamiento dispuestas “desnuda la debilidad del sistema sanitario”, mencionando que la provincia, no solo en los pueblos wichí “hay más miedo a las medidas sanitarias que al virus”. Por eso, solicitan que las autoridades procedan con “diálogo intercultural, como parte indispensable de la prevención y la contención, sobre todo con los sectores más vulnerables y castigados”.

Finalmente, desde la Pastoral Aborígen ofrecen “nuestra experiencia, credibilidad con los wichí y compromiso con la sociedad formoseña, para aportar a la reconstrucción, al análisis, a la buena voluntad y a lo que sea necesario, para el buen vivir”. 

El documento está firmado por la Asociación para la promoción de la Cultura y el Desarrollo, la Fundación Manos de Hermanos, el centro barrial Enrique Angelelli y la parroquia María de la Merced de Ingeniero Juárez, además de la Pastoral Aborígen de Formosa.+