Sábado 26 de septiembre de 2020

Disponen una basílica romana para los fieles de origen indio

  • 25 de julio, 2020
  • Roma (Italia) (AICA)
El cardenal Angelo De Donatis, vicario de Roma, puso a disposición de la comunidad de origen indio la basílica de Santa Anastasia, ubicada al pie del Monte Palatino. 

Los fieles de rito siro-malabar en Roma, contarán a partir de ahora con la basílica Santa Anastasia para la celebración de su culto, así lo dispuso el vicario de Roma, cardenal Angelo De Donatis.

El presbítero Biju Muttathunnel, coordinador de la comunidad en Roma de origen indio pertenecientes a este rito, -unos 7 mil fieles-  originarios en su mayoría de Kerala, al sur de la India, manifestó que “estamos todos de fiesta, se trata de un gran regalo de parte de la diócesis y del Vaticano”. 

La solicitud de un lugar de culto fue presentada al papa Francisco por los obispos de este rito. Durante la visita ad limina del 2019, el presidente de la conferencia de obispos, cardenal George Alencherry, presentó esta necesidad al pontífice. El 8 de julio pasado, con el anuncio del cardenal vicario, “este sueño se convirtió en realidad”.

De acuerdo con la tradición católica, esta Iglesia de rito oriental remonta sus orígenes a la época de la predicación de Santo Tomás Apóstol en el subcontinente. Hace más de 25 años que es sui iuris y por tanto, tiene derecho a erigir sus comunidades en aquellos lugares adonde hayan emigrado fieles. 

Hay una importante presencia de siro-malabares en Chicago, en Melbourne, en Canadá y en el Reino Unido. En Europa, la comunidad tiene un Visitador Apostólico, Mons. Stephen Chirappanath, que coordina las comunidades de Zurich, Colonia, Frankfurt y Viena. +