Sábado 28 de noviembre de 2020

El Celam ratifica su compromiso por el cuidado de la creación

  • 1 de septiembre, 2020
  • Bogotá (Celam) (AICA)
Mensaje de monseñor Miguel Cabrejos Vidarte en el Día Mundial de oración por el cuidado de la Creación.

“Unidos a las intenciones del papa Francisco, desde el Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam) ratificamos nuestro compromiso por el cuidado de la creación a través de la oración, así como de la animación de tantas iniciativas que ya existen en nuestro Continente para promover el cuidado de la casa común”, expresó el presidente del organismo, monseñor Miguel Cabrejos Vidarte, en un videomensaje con motivo del Día Mundial de Oración por el cuidado de la Creación que se celebra hoy.

Para esta jornada, el Celam invita a leer la encíclica Laudato si’ del papa Francisco y ratifica su compromiso por el cuidado de la creación a través de la oración.

El organismo eclesial alienta a la comunidad del continente a sumarse con empeño y con gestos concretos al trabajo por el bien de la Creación. 

Dos son las recomendaciones que propone: la oración como elemento fundamental para el cuidado de la casa común y la relectura de la encíclica de Francisco.

El también arzobispo de Trujillo, recuerda que el Santo Padre ha destacado que esta jornada anual ofrece a cada creyente y a las comunidades una valiosa oportunidad de renovar la adhesión personal a la propia vocación de custodios de la Creación, elevando a Dios una acción de gracias por la maravillosa obra que Él ha confiado a nuestro cuidado.

La Laudato si’, que este año conmemora su quinto aniversario, señala el prelado peruano “es una fuente de inspiración para “reflexionar sobre nuestra obligación moral de colaborar en la búsqueda de una mayor conciencia sobre nuestra responsabilidad frente a la Creación”.  

Por último, monseñor Cabrejos reconoce que todos estamos conscientes de que la crisis ambiental es una consecuencia de la manera de actuar del hombre frente a la Creación, de modo que exhorta a orar para “interpelarnos y animarnos” con la fuerza espiritual del Señor, para que haga posible la conversión de cada persona y de la sociedad frente al tema ecológico.+