Miércoles 2 de diciembre de 2020

El episcopado español envía un mensaje de fraternidad y cercanía a la Iglesia chilena

  • 20 de octubre, 2020
  • Santiago (Chile) (AICA)
Los obispos españoles "se unen profundamente al dolor del pueblo católico por los ataques sufridos en los últimos días".

La Conferencia Episcopal Española, en nombre de toda la Iglesia católica en España, ha enviado una carta a la Iglesia chilena para manifestarle su fraternidad y cercanía en estos momentos difíciles, a causa de algunos brotes de violencia de los que fueron objeto algunas iglesias de la arquidiócesis de Santiago.

En la misiva, dirigida a monseñor Santiago Silva Retamales, presidente de la Conferencia Episcopal de Chile y obispo castrense de Chile, la Iglesia española "se une profundamente al dolor del pueblo católico por los ataques sufridos en los últimos días".

Además, manda un mensaje de oración, rogando a Dios que derrame su gracia en el pueblo chileno para que aplaque el corazón de los violentos y brote el respeto de la verdad, la justicia y los derechos humanos.

El domingo 18 de octubre, (ver AICA) dos importantes templos de la capital chilena fueron objeto de violentos ataques en medio de la jornada de protestas por el primer aniversario del llamado “estallido social”.

La iglesia de la Asunción quedó totalmente destruida, incluido el campanario, que se derrumbó debido a las llamas provocadas por los manifestantes locales.

Campaña Donación AICA

Un segundo incendio se registró en la iglesia de San Francisco de Borja, la capilla institucional de los Carabineros, en el centro de la capital. 

Expresiones de cercanía de comunidades religiosas no católicas 
El Centro Islámico de Chile “Mezquita As-Salam”, en nombre de la comunidad musulmana de Chile, hizo presente a través de una carta, su sentir por la quema y destrucción de la Iglesia de la Asunción y de la Iglesia San Francisco de Borja, por la ofensa a sus símbolos religiosos, además del daño espiritual que dichos ataques causan a la comunidad católica.

“Como creyentes en la paz, condenamos todo acto de violencia, en especial cuando estos actos destruyen los caminos de encuentro y diálogo, generando solo desolación y desamparo. Nada se consigue con acciones tan cobardes y deleznables como las vistas ayer domingo, más aún si generan división y temor en la comunidad”, señala el mensaje que agrega: “nos sumamos a las oraciones por la paz en nuestro país y por el inmediato término de toda actividad violenta que produce solo más dolor. Que Dios Altísimo erradique de los corazones de la humanidad el odio y todo lo que este genera, y que la paz sea lo que motive a las personas”. 

Por su parte la comunidad judía de Chile señaló vía twitter @comjudiachile “Condenamos los hechos de violencia y destrucción de dos iglesias en Santiago en el marco del primer aniversario del 18-O. Ambas iglesias tenían más de un siglo y medio de historia. Toda manifestación debe enmarcarse en un clima de paz y respeto”, expresaron. +