Sábado 24 de febrero de 2024

El Papa, a los Focolares: "El mundo necesita artesanos de la paz"

  • 7 de diciembre, 2023
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
Francisco le agradeció al Movimiento, que conmemora el 80º aniversario de su creación, por su compromiso con la unidad, el amor y la paz, inspirado en la vida de su fundadora, Chiara Lubich.
Doná a AICA.org

El Papa Francisco recibió este jueves 7 de diciembre, en audiencia en el Vaticano, a los representantes del Movimiento de los Focolares, ocasión en la que recordó el momento en que la fundadora del movimiento, Chiara Lubich, en medio de las tareas cotidianas de su vida durante los tiempos turbulentos de la Segunda Guerra Mundial, tomó una decisión radical, en un acto de dedicación a Dios.

Llevado a cabo el 7 de diciembre de 1943 en Trento, Italia, el Papa dijo que el "sí" de Chiara reflejaba el de la Virgen María, el cual dio origen al Movimiento de los Focolares, también conocido como la Obra de María.

"De una inspiración que recibió en el contexto de la vida cotidiana, mientras compraba alimentos para su familia, surgió un acto radical de donación a Dios", dijo Francisco, y agradeció el trabajo del Movimiento de los Focolares, que celebra su 80º aniversario.

Al respecto, el Santo Padre reafirmó el importante papel desempeñado por el Movimiento en la difusión del mensaje de unidad durante las últimas ocho décadas.

Recordando que la misión del movimiento es vivir el Evangelio a través de una sola y sencilla palabra: unidad, dijo que la unidad también implica armonía y animó a los miembros a continuar fomentando el respeto mutuo y el calor familiar dentro de sus comunidades.

"En estos ochenta años, se ha producido el eco de este mensaje entre los jóvenes, las comunidades, las familias, las personas consagradas, los sacerdotes, los obispos y en los diversos ambientes sociales", dijo.

A continuación, el Papa recordó a los Focolares las palabras de Chiara Lubich, instándolos a sembrar la unidad llevando el mensaje del Evangelio a los demás: "Por favor, siembren unidad llevando el Evangelio, sin perder nunca de vista la obra de encarnación que Dios sigue queriendo realizar en nosotros y alrededor de nosotros, a través de su Espíritu".

Artesanos de la fraternidad y la paz
Al abordar la urgente necesidad de paz en el mundo destrozado de hoy, el Papa enfatizó la relevancia actual del compromiso del Movimiento de los Focolares con la paz, y los llamó a ser testigos y constructores de la paz de Cristo en la cruz.

Sin dejar de expresar su preocupación por los conflictos globales persistentes y el impacto devastador de la guerra en tantas vidas, dijo: "Hoy, desafortunadamente, el mundo todavía está desgarrado por muchos conflictos y continúa necesitando artesanos de la fraternidad y la paz entre individuos y naciones".

En su mensaje, que también resuena con las lecturas del recién iniciado tiempo de Adviento, el pontífice invitó a los miembros del Movimiento a permanecer vigilantes contra la trampa de la mundanidad espiritual.

Advirtió contra la inconsistencia y destacó la importancia de la coherencia entre las palabras y las acciones, señalando que la inconsistencia es el peor testimonio.

"La trampa de la mundanidad espiritual está siempre al acecho. Es necesario, por tanto, que sepáis reaccionar también con determinación, coherencia y realismo", afirmó.

Al concluir su discurso, el Papa recordó que el Movimiento de los Focolares es conocido como “la Obra de María”, e invocó a la Santísima Virgen como fuente de consuelo y fuerza para el movimiento.

Bendiciendo a todos sus miembros, los animó a continuar con confianza su camino, sirviendo como apóstoles de la unidad, al servicio de la Iglesia y de la humanidad: "Queridos hermanos y hermanas, como ya hemos recordado, son la Obra de María: Ella los ha acompañado en estos ochenta años, y saben bien que nunca dejará de hacerlo".+