Viernes 25 de septiembre de 2020

El Papa a los jóvenes de Medjugorje: "La Iglesia necesita su entusiasmo"

  • 3 de agosto, 2020
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
Francisco envió un mensaje a los jóvenes reunidos en Medjugorje por el festival anual de oración Mladifest, en el que los animó a "encontrarse con Jesús vivo en la Eucaristía.

El pasado 1 de agosto dio comienzo a la tradicional cita anual de Mejugorje: El "Encuentro Internacional de Oración de Jóvenes Mladifest", que concluirá el 6 de agosto y que lleva por lema el pasaje de Juan, "Vengan y vean". El fin de este encuentro es reunir a jóvenes de 80 países para vivir la fraternidad, recibir formación mediante catequesis y, sobre todo, la oración.

Monseñor Hoser, visitador apostólico del Papa en Medjugorje, recordó en rueda de prensa que este festival forma parte de la pastoral de la parroquia y que este año, debido a la pandemia, se perdió sin importar el encuentro, aunque finalmente ha prevalecido y que muchos lo seguirán virtualmente. 

El padre Marinko Sakota, párroco de Medjugorje, señaló que el hecho de que sea el 31º Mladifest, demuestra que es una tradición larga para congregar a jóvenes de hasta 80 países.

El Mladifest es un retiro, una renovación espiritual para los jóvenes y se espera a chicos y chicas de Polonia, España, algunos de Croacia pero la mayoría son de Bosnia-Herzegovina.

El padre Sakota subrayó que el éxito de Medjugorje responde a lo que la gente necesita hoy: construir nuevamente la vida espiritual a través de los sacramentos y las enseñanzas de la iglesia.

Por su parte, el papa Francisco envió un mensaje a los jóvenes en Medjugorje, que fue entregado por el nuncio apostólico en Bosnia-Herzegovina, el arzobispo Luigi Pezzuto, a los jóvenes de la parroquia de Medjugorje para que lo leyeran. 

En el texto, el Santo Padre destaca que el encuentro anual de jóvenes en Medjugorje es “un tiempo rico de oración, de catequesis, de fraternidad” y que ofrece “la posibilidad de encontrar a Jesucristo vivo, especialmente en la Eucaristía, celebrada y adorada, y en la reconciliación".

El Santo Padre dijo sobre el título del festival "Vengan y vean" que son palabras que Jesús dice a sus discípulos en el Evangelio de San Juan y que indican "un itinerario de fe con el fin de 'ver', es decir, de hacer experiencia del Señor y, gracias a Él, ver el sentido pleno y definitivo de nuestra existencia".

"En el corazón del joven, listo a seguir a Cristo con frescura y docilidad -agregó el Papa ensu mensaje- permanece siempre la Virgen María" y que su 'si' significa involucrarse y arriesgar, sin otra garantía que la certeza de ser portadora de una promesa” y que “aquí está la sierva del Señor es el ejemplo más hermoso que nos describe qué sucede cuando el hombre, en su libertad, se abandona en las manos de Dios”.

“Que este ejemplo los fascine y los guíe!”, animó el Papa quien añadió que “María es la Madre que cuida a sus hijos que caminamos en la vida a menudo cansados, necesitados, pero con el deseo de que la luz de la esperanza no se apague. Esto es lo que queremos: que la luz de la esperanza no se apague. Nuestra Madre mira a este pueblo peregrino, pueblo joven que ella ama, que busca el silencio en su corazón a pesar del hecho de que en el camino hay tanto ruido, distracciones y amenazas".

Finalmente el Santo Padre invitó a los jóvenes a “correr atraídos hacia aquel Rostro tan querido, que adoramos en la Eucaristía y que reconocemos en la carne del hermano sufriente”, y confió a todos a la intercesión de la Beata Virgen María para invocar "luz y fuerza al Espíritu Santo para que puedan ser verdaderos testimonios de Cristo". +