Domingo 27 de septiembre de 2020

El Papa exhortó a los jóvenes a salir del adormecimiento y "jugar de titulares en la vida"

  • 30 de julio, 2016
  • Cracovia (Polonia)
"El tiempo que hoy estamos viviendo, no necesita jóvenes-sofá, jóvenes adormecidos, embobados, atontados, sino jóvenes con zapatos; mejor aún, con los botines puestos. Este tiempo sólo acepta jugadores titulares en la cancha, no hay espacio para suplentes. El mundo de hoy les pide que sean protagonistas de la historia", dijo el papa Francisco, esta tarde, a los cientos de miles de jóvenes que colmaban el "Campo de la Misericordia", en la Vigilia de oración, en el marco de la Jornada Mundial de la Juventud que se está celebrando en Cracovia, Polonia.
"El tiempo que hoy estamos viviendo, no necesita jóvenes-sofá, jóvenes adormecidos, embobados, atontados, sino jóvenes con zapatos; mejor aún, con los botines puestos. Este tiempo sólo acepta jugadores titulares en la cancha, no hay espacio para suplentes. El mundo de hoy les pide que sean protagonistas de la historia", dijo el papa Francisco, esta tarde, a los cientos de miles de jóvenes que colmaban el "Campo de la Misericordia", en la Vigilia de oración, en el marco de la Jornada Mundial de la Juventud que se está celebrando en Cracovia, Polonia.

El santo padre Francisco llegó al atardecer en el papamóvil y después de girar en medio de los jóvenes que rebosaban de alegría y entusiasmo, cruzó la Puerta Santa junto CON un grupo de ellos que representaban los diversos continentes.

La vigilia de oración sobre el tema "Jesús manantial de misericordia" introducida por el cardenal arzobispo de Cracovia, Stanislaw Dziwisz, tuvo una coreografía sobre la fe de los dudosos, la esperanza a los desanimados, el amor a los indiferentes, el perdón a quien nos hizo mal, la alegría a las personas tristes. Esta escenificación se alternó con los testimonios de tres jóvenes. Otra escenificación fue recordando cuando san Juan Pablo II visita y conversa con el terrorista Alí Agca que le disparó. La última coreografía fue de una santa Faustina Kowalska que se acerca a jóvenes víctimas de dependencias.

Los testimonios escuchados fueron, el primero de Natalia Wrzesien, una joven polaca que conmovió al papa Francisco y a los jóvenes participantes de la Vigilia de la JMJ Cracovia 2016 con su especial testimonio de conversión y experiencia personal del gran amor y misericordia del Señor.

El segundo fue Miguel, un paraguayo de 34 años que durante muchos años estuvo inmerso en el mundo de las drogas. Con mucho esfuerzo y con la fuerza de la fe en Dios pudo salir adelante y hoy ayuda a otros que atraviesan por el mismo problema.

Y el tercer testimonio fue de Rand Mittri, una joven siria de 26 años, de la ciudad de Alepo, que relató la cruda realidad de la guerra que destruyó su amado país. "Es muy difícil para mí poder expresar con palabras toda una vida de dolor", expresó. "La fe en Cristo me ayuda a enfrentarme con cualquier circunstancia que me toque vivir" dijo y contó que hoy ayuda a otros en el Centro Don Bosco, en Alepo, que acoge a más de 700 hombres y mujeres jóvenes, "que solo esperan una sonrisa y una palabra de aliento" y reiteró que "mi fe en Cristo es la razón de mi alegría y esperanza. Nadie podrá robarme esta verdadera alegría, nunca".

Tras la coreografía los participantes se acercaron al papa Francisco quien dirigió unas palabras a los jóvenes a los que alentó a dejar el adormecimiento y ser protagonistas del tiempo actual que los necesita "como titulares en la cancha", dijo el pontífice usando una imagen deportiva.

La vigilia siguió con una adoración al Santísimo Sacramento, que concluye con la bendición solemne dada por el Santo Padre. Francisco se retira y los jóvenes pasan una noche de oración esperando la misa del domingo, presidida por el Papa y que clausura la JMJ.+

Texto completo de las palabras del papa Francisco en la Vigilia de Oración de la JMJ