Sábado 28 de noviembre de 2020

El Papa se unió a la Pastoral de la Salud para homenajear a médicos y enfermeros

  • 20 de noviembre, 2020
  • Buenos Aires (AICA)
La Comisión Episcopal para la Pastoral de la Salud homenajeó a los trabajadores de la salud con motivo del Día de la Enfermería y el Día del Médico. El papa Francisco envió un mensaje muy especial.

En vísperas del Día de la Enfermería, que se celebra el 21 de noviembre en coincidencia con la festividad de Nuestra Señora de los Remedios, y del Día del Médico, que se conmemora el 3 de diciembre, la Comisión Episcopal para la Pastoral de la Salud preparó un video homenaje en este año tan especial para agradecer y expresar cariño a quienes cuidan de nosotros con generosidad y entrega.

El delegado episcopal, monseñor Alberto Bochatey OSA, expresó: “Queremos saludar este año del Covid, año tan especial, a todos los enfermeros y enfermeras de Argentina y todos los médicos y médicas, y tenemos una sorpresa: les vamos a presentar un saludo especialmente grabado para la enfermería y los médicos y médicas de la Argentina por el papa Francisco”, anunció.

En su mensaje, el Santo Padre expresó: “Quiero estar cercano a todos los médicos, enfermeros y enfermeras, especialmente en este momento en que la pandemia nos llama a estar cerca de hombres y mujeres que sufren”. 

“De ustedes dije en una oportunidad que son los héroes anónimos de esta pandemia. Cuántos de ustedes dieron la vida por estar cerca de los enfermos. Gracias por la cercanía, gracias por la ternura, gracias por la profesionalidad con que atienden a los enfermos”, continuó.

“Rezo por ustedes, le pido al Señor que los bendiga de todo corazón a cada uno de ustedes, a sus familias, y los acompañe en los trabajos que tienen y en los problemas que puedan tener. Que esté cerca de ustedes como están cerca de los enfermos. Y por favor no se olviden de rezar por mí”, concluyó.

El video preparado por la Pastoral de la Salud continúa con un “cálido y afectuoso saludo para todos aquellos que cada día se la juegan por nosotros”.

“Queremos decirles gracias por cuidarnos, por cuidar a nuestros familiares y amigos por cuidar nuestra fragilidad, por cuidar cada vida”, y concluye: “Gracias por estar cerca, por tendernos la mano, por escucharnos, por pensar en nosotros, por su coraje y valentía, por su entrega generosa, por su disponibilidad, por su servicio desinteresado, por su esfuerzo, por acompañarnos y sostenernos en la esperanza. Que Dios bendiga y cuide a todos nuestros médicos y enfermeros hoy y siempre”.+