Sábado 24 de octubre de 2020

La comunidad de Villa Mercedes celebró a su Virgen patrona

  • 25 de septiembre, 2020
  • Villa Mercedes (San Luis) (AICA)
"El sí de María es nuestro gran ejemplo", dijo Mons. Barba, obispo de San Luis, al celebrar el jueves 24 de septiembre la fiesta patronal de la comunidad puntana de Villa Mercedes.

La comunidad de Villa Mercedes, San Luis, celebró sus fiestas patronales en la solemnidad de Nuestra Señora de la Merced, el jueves 24 de septiembre. El obispo diocesano monseñor Gabriel Barba, presidió la misa en la parroquia homónima, acompañado por sacerdotes, monaguillos, y acólitos.

Participaron también el vicegobernador de la provincia, Eduardo Mones Ruíz, y el intendente de la ciudad, Maximiliano Frontera, entre otras autoridades.

En su homilía, monseñor Barba expresó: “Durante muchos años la fiesta de la Virgen de la Merced, para los mercedinos ha sido el día del gran encuentro como pueblo, y hoy lo sigue siendo en este nuevo orden que ojalá pronto podamos superarlo en acciones concretas, en presencialidades distintas, pero que hoy nos toca vivir así”.

Más adelante, se refirió a las procesiones mencionando que “hoy fue la Virgen la que salió al encuentro en una maravillosa caravana que tuve la gracia de participar”. Luego continuó: “Mi mirada tenía dos focos permanentes: la Virgen y la gente. Me conmoví hasta las lágrimas en algún momento al ver la fe. La sorpresa para algunos de ver pasar a la Virgen de la Merced por las puertas de sus casas”. Y agregó: “Quizás hoy el pueblo de Mercedes ofrece a Dios, ofrece a la Virgen que nos ilumina, el dolor de no poder estar y Dios mira a los corazones”.

Posteriormente, habló sobre el evangelio “al pie de la cruz, junto a la cruz, María. Toda la vida de la Virgen María ha sido un gran obstáculo y buscar soluciones inmediatas y en el momento. Pero había algo que era su gran motor: la fe, la confianza, hágase tu voluntad. El sí de María es nuestro gran ejemplo”.

El prelado dijo que la advocación de la Virgen de la Merced “habla de la libertad”. Además, sostuvo: “María nos lleva a Dios. María nos prepara el camino, nos prepara el corazón para estar cada día en mayor y profunda comunión con Dios”. Seguidamente expresó: “Decir sí en la historia que nos toca a todos. Nosotros tenemos que actualizar esta fe”. 

Luego preguntó a la comunidad: “¿Cuáles son aquellas circunstancias que nos hacen perder la libertad?”, y respondió: “Tenemos muchísimas. Siempre que nos apartamos de la vida, siempre que nos apartamos de Dios. Cuando solo nos centramos en nosotros mismos”.

Monseñor Barba pidió a la Virgen de la Merced “que proteja nuestro pueblo en este tiempo de incertidumbre, nos dé, la sanidad, nos dé, la libertad de los hijos de Dios”. Y animó “a decir sí como Ella fue capaz de decirIo. El sí de María fue en medio de la adversidad. Nunca fue ni la vida de la Virgen, ni la vida de ningún santo, un camino fácil”. Y prosiguió: “A nosotros nos toca lo propio. Seamos, entonces, testigos de la esperanza y vivamos con serenidad”. 

Antes de culminar su homilía, el obispo mencionó que como cristianos debemos construir un mundo mejor, caminando hacia la casa del Padre. Y que el Señor “nos quiso regalar en su Hijo Jesucristo, perdonándonos nuestros pecados, dando su vida por nosotros para que tengamos vida y vida en abundancia”.

Antes de finalizar la celebración, monseñor Barba rezó la oración a Nuestra Señora de la Merced y agradeció el trabajo de la comunidad parroquial.+

» Texto completo de la homilía