Miércoles 2 de diciembre de 2020

Fijan fecha para la última audiencia de apelación del Cardenal Pell

  • 25 de febrero, 2020
  • Melbourne (Australia) (AICA)
El Tribunal Superior de Australia fijó la fecha para la apelación final del cardenal George Pell, para los días 11 y 12 de marzo y será escuchado por el Tribunal Superior en el Poder Judicial Australiano. Es el último recurso posible para el cardenal, quien fue sentenciado el 13 de marzo de 2019 a 6 años de prisión por abusos contra menores, cargos que el cardenal siempre rechazó y mantuvo su inocencia.

El Tribunal Superior de Australia fijó la fecha para la apelación final del cardenal George Pell, para los días 11 y 12 de marzo y será escuchado por el Tribunal Superior en el Poder Judicial Australiano.



Es el último recurso posible para el cardenal, quien fue sentenciado el 13 de marzo de 2019 a 6 años de prisión por abusos contra menores, cargos que el cardenal siempre rechazó y mantuvo su inocencia.



Se espera que los abogados del cardenal Pell pidan al Tribunal Superior que la condena sea revocada, debido a que ésta se basó en el testimonio no corroborado de un solo demandante.



El demandante señaló que un miembro del coro y él fueron abusados â??â??sexualmente por el cardenal Pell después de una misa dominical, cuando el purpurado era arzobispo de Melbourne entre 1996 y 1997.



El testimonio de la otra presunta víctima no pudo incluirse en el proceso debido a que falleció en 2014, sin embargo, se sabe que en 2001 había negado a su madre haber sido víctima de abuso mientras era miembro del coro.



El cardenal fue sentenciado a seis años de prisión, de los cuales debe cumplir al menos tres años y ocho meses antes de ser elegible para solicitar la libertad condicional.



Pell, de 78 años, mantuvo su inocencia. La defensa señala que los presuntos delitos habrían sido, bajo las circunstancias, “simplemente imposibles”.



Se espera que el cardenal Pell se enfrente a un procedimiento canónico una vez que se haya alcanzado una disposición final en Australia. Si es declarado culpable por el tribunal canónico de abusar sexualmente de niños, sería expulsado del estado clerical.



El cardenal está encarcelado en HM Prison Barwon, una prisión de máxima seguridad al suroeste de Melbourne que alberga a notorios jefes criminales.+