Lunes 10 de agosto de 2020

La Academia del Plata denuncia un proceso de colonización ideológica

  • 10 de julio, 2020
  • Buenos Aires (AICA)
La Academia del Plata denunció el desarrollo de un proceso de colonización ideológica con el propósito de cambiar principios y valores de la nación.

La Academia del Plata, nacida hace 140 años en el Colegio Del Salvador, de los padres jesuitas, tras saludar en el Día de la Independencia, y recordar que en la declaración de Tucumán de 1816 se agregó que también seríamos independientes de cualquiera otra dominación extranjera, y en evidente adhesión a la denuncia de un obispo, denunció por su parte el desarrollo de un proceso de colonización ideológica con el propósito de cambiar principios y valores de la nación.

Texto de la declaración
El Consejo Superior de la Academia del Plata hace llegar su saludo a los señores académicos y a todas las entidades y personas amigas, deseándoles, aun en medio de tantas tribulaciones, un muy feliz Día de la Patria.

Queremos recordar particularmente en este día que en aquella Declaración firmada en Tucumán hace más de 200 años, no sólo proclamamos solemnemente a la faz de la tierra que era voluntad unánime e indudable de estas provincias romper los vínculos que las ligaban a los reyes de España e investirse del alto carácter de una nación libre e independiente, sino que en la fórmula del juramento posterior se agregó que también lo seríamos respecto de toda otra dominación extranjera.

Esto último debiera estar muy presente en el corazón de cada argentino, cuando es manifiesta que desde instituciones sociales muy diversas, todas ellas extranjeras, se viene desarrollando en nuestra patria un proceso agresivo de colonización ideológica, mediante la siembra incesante de ideologías y nuevos paradigmas perversos, a través de los cuales se intenta cambiar nuestros principios, valores, tradiciones e instituciones o, en otras palabras, hacer de nosotros lo que nunca fuimos ni tenemos la voluntad de ser.

Es preciso decir también que ello está ocurriendo con el beneplácito e incluso complicidad de algunos argentinos, que operan desde el mismo gobierno nacional u ONG, muchas de estas últimas financiadas copiosamente desde el exterior. Como ejemplo, entre muchos, cabe mencionar el izamiento en plazas públicas de la bandera de un grupo sectario reemplazando el pabellón nacional.

Por ello, aquel agregado -libres también de toda dominación extranjera- suena hoy con la misma o tal vez mayor contundencia que hace dos siglos, con más vigor pues que entonces.

Firman la declaración Gerardo Palacios Hardy, presidente, y Juan Marcos Pueyrredón, secretario.+