Domingo 29 de noviembre de 2020

La arquidiócesis de Managua declaró septiembre como mes de ayuno y oración

  • 19 de agosto, 2020
  • Managua (Nicaragua) (AICA)
Para mantener el espíritu de reparación, implorando perdón para aquellos que desean caminos de odio y confrontación.

El consejo presbiteral de la arquidiócesis de Managua declaró septiembre como mes de ayuno y oración, así lo expresó en un mensaje pastoral, publicado en la solemnidad de Nuestra Señora de la Asunción.

Los pastores manifestaron su “gratitud por la amplia manifestación local e internacional de comunión eclesial y solidaridad de personas, instituciones eclesiales y sociales, ante el sacrílego atentado” ocurrido el pasado 31 de julio en la Capilla de la consagrada e histórica Imagen de la Sangre de Cristo.

La Sangre de Cristo, objeto del ataque, se convirtió en una imagen conmovedora de la Iglesia sufriente en el país que, desde abril de 2018, viene sufriendo una crisis política y social que tiene polarizada a la sociedad de este país.

“Deseamos mantener el espíritu de reparación, ayuno y oración, implorando perdón y misericordia para las almas de los que conducen a nuestra sociedad por caminos de odio, confrontación, ofensa y descalificación”, expresaron.

En el mensaje, los sacerdotes de Managua invitan a los fieles a que el próximo mes de septiembre vivan “un mes dedicado a orar para sanar y disponer la voluntad y la conciencia de los hijos de esta patria, pidiendo a nuestra Madre y Reina de Nicaragua, nos proteja con su manto salvador y logre por la gracia de Dios que los nicaragüenses seamos artesanos de paz”, dice el documento.

Piden, además, a la sociedad "dar pasos decididos y efectivos por las sendas de una cultura de entendimiento, que permita dar al presente y futuro de esta nación una verdadera concordia, paz, justicia y respeto a los derechos fundamentales del ser humano”.

Reconstruir la capilla de la Sangre de Cristo
El consejo presbiteral pidió a los fieles nicaragüenses ”unir esfuerzos de oración y colaboración desde nuestras posibilidades, para apoyar decididamente lo que nuestro arzobispo promueva, después de consultar a los expertos, sobre la reconstrucción de la capilla y restauración de la consagrada e histórica Imagen de la Sangre de Cristo”.

Aunque las autoridades y la Policía Nacional en Nicaragua dieron por cerradas las investigaciones del acto terrorista, el arzobispo de Managua, cardenal Leopoldo Brenes, condenó la acción y dijo que es importante que “se realice una investigación profunda sobre los ataques contra la fe del pueblo católico, para esclarecer quiénes son los autores intelectuales y materiales de este acto macabro y sacrílego”. +