Sábado 8 de agosto de 2020

La Iglesia caldea invita a cristianos y a musulmanes a unirse al día de oración

  • 13 de mayo, 2020
  • Bagdad (Irak) (AICA)
El patriarca caldeo, cardenal Louis Raphael Sako, anunció la adhesión de la Iglesia iraquí al día de oración convocado por el Alto Comité para la Hermandad Humana para mañana, jueves 14 de mayo.

El patriarca caldeo, cardenal Louis Raphael Sako, anunció la adhesión de la Iglesia iraquí al día de oración convocado por el Alto Comité para la Hermandad Humana para mañana, jueves 14 de mayo. El cardenal invita a cristianos y musulmanes a una oración común, para que “todos puedan vivir en paz, seguridad, estabilidad y alegría”.



En este “momento difícil”, la humanidad y “en particular los iraquíes” marcados por meses de crisis política, necesitan “solidaridad humana y esfuerzos concentrados” para “eliminar al enemigo común, el coronavirus” y otros “problemas complejos”, escribe el patriarca caldeo.



En respuesta al llamado del papa Francisco y el imán de al-Azhar Ahmed al-Tayeb, el primado caldeo “insta a los creyentes de la Iglesia caldea en Irak y en el mundo a participar en este día ayunando y orando” y al dirigirse “a todos los iraquíes, la mayoría de los cuales son musulmanes” que observan el Ramadán, pide “elevar sus oraciones a Dios” para poner fin a “esta peligrosa pandemia y de las terribles “consecuencias para la salud, económica, social y política”.



El patriarca indica que le hubiera gustado poder realizar una oración ecuménica islámica-cristiana, invitando también a miembros de otras religiones, pero, subraya, la pandemia de coronavirus lo ha impedido”.



Para vivir plenamente el día de oración, los cristianos iraquíes observaremos el ayuno “de acuerdo con nuestros rituales” y, a las seis y media de la tarde “rezaremos el rosario y luego la misa en la iglesia del Patriarcado. La celebración, concluye el primado caldeo, podrá ayudar a todos los fieles “a través de la transmisión en vivo de Facebook”, indicó el purpurado caldeo.



El esperado viaje del Papa a Irak

En su mensaje, el cardenal recuerda la promesa de un viaje del pontífice a Irak en 2020, anunciado el año pasado y luego suspendido debido a la agitación política e institucional y la emergencia provocada por el nuevo coronavirus.



“Esperábamos, escribe el cardenal Sako, que el papa Francisco visitara Irak y se encontrara con el líder supremo chiíta Ayatolá Ali al-Sistani, en Najaf”. Esperamos, añade, que esto se pueda lograr en el futuro cercano”.



Por otra parte, el patriarca caldeo señaló que “en un contexto que sigue siendo una emergencia, los sacerdotes de la capital iraquí, decidieron donar su salario a los más necesitados y el patriarcado asignó una suma adicional de 90 mil dólares. +