Jueves 18 de abril de 2024

Las religiosas reflexionaron en Roma sobre los desafíos de la migración

  • 4 de julio, 2023
  • Roma (Italia) (AICA)
La Unión Internacional de Superioras Generales (UISG) celebró un encuentro sobre migrantes y refugiados en su sede de Roma. Entre los participantes estuvo la argentina Carmen Elisa Bandeo.
Doná a AICA.org

Analizar las causas profundas de las tendencias migratorias, y explorar formas de asignar recursos para promover soluciones inclusivas y sostenibles fue el objetivo principal del Diálogo sobre migración, organizado por la Unión Internacional de Superioras Generales (UISG) en colaboración con Global Solidarity. Fondo Mundial (GSF).

La reunión, celebrada en la sede de la UISG en Roma el lunes 3 de julio, marcó la segunda de una serie de reuniones que comenzaron el 17 de abril, con un seminario sobre el cambio climático.

Estos encuentros se estructuran como una serie de debates temáticos entre representantes gubernamentales, organizaciones intergubernamentales, instituciones vaticanas, representantes de la sociedad civil, académicos y la prensa. Concluirán con el primer Foro de Incidencia de la UISG, que se realizará en octubre de 2023 en la Ciudad Eterna.

Durante la jornada, religiosas católicas de todo el mundo reflexionaron sobre la asistencia humanitaria, los derechos humanos, el desarrollo humano integral y la cohesión social, entre otros temas.

Una serie de "diálogos", organizados por la UISG, reunió a expertas internacionales y religiosas decididas a desempeñar un papel concreto en la protección de las personas y comunidades necesitadas.

Volver a poner a las personas en el centro
Entre los participantes estuvo la religiosa argentina Carmen Elisa Bandeo, coordinadora de la Red Internacional de Migrantes y Refugiados, quien expresó su satisfacción por este encuentro y explicó que este espacio nació como respuesta a la situación generada por el naufragio de migrantes en el Mediterráneo, en 2013.

Bandeo lo elogió como una plataforma que ha ido creciendo, facilitando la creación de comunidades intercongregacionales e internacionales, "que actúan como puentes entre la comunidad local y la comunidad que llegó a través de los solicitantes de asilo".

En diálogo con los medios vaticanos, la religiosa argentina se refirió a las prioridades y compromisos de ella y sus hermanas.

“Estoy muy feliz de estar aquí realizando este diálogo, porque nosotros, en nuestros proyectos, queremos poner a la persona en el centro de todas las políticas y todos los esfuerzos de incidencia. La persona humana es el elemento más importante, en el centro de todo”.

Recordó su compromiso de recordar a la sociedad que todos los que llegan a Italia y a otras partes del mundo buscan algo mejor y buscan un mundo mejor. "Junto con ellos, podemos construir un mundo mejor", dijo, y señaló que los proyectos organizados por hermanas religiosas en todo el mundo ayudan a que esta esperanza se convierta en realidad, especialmente a través del intercambio de información y el desarrollo de una red.

“Para nosotros, este es un momento muy importante ya que una UISG es el segundo diálogo que estamos teniendo. Primero fue el medio ambiente, ahora es la migración. Pero ambos se están uniendo, porque es la persona humana la que realmente canaliza este cambio para dar respuesta a las realidades y a la crisis, o digo, no es la crisis, es un nuevo reto para nuestra sociedad”. A partir de su experiencia, dijo que reconocieron la necesidad de consolidarse internacionalmente.

De hecho, señaló que hay muchos proyectos que están en marcha en diferentes países y, en ese sentido, el propósito de la red es conectarlos, crear vías suficientes que fomenten el intercambio de información y la reflexión.

Como mujeres consagradas, expresó la hermana Carmen, pretenden mantener una espiritualidad que les permita convertirse ante esta realidad que llama a sus puertas, que vuelve a poner a la persona en el centro. Las Hermanas invitan a las personas migrantes y solicitantes de asilo a sentarse en la misma mesa para conversar con ellas, así como con actores de la sociedad civil, para promover políticas que enfaticen la promoción de la persona.

Cambiar vidas más que promover el bienestar
La hermana Nieves Crespo, misionera salesiana que está en Etiopía desde hace más de 20 años, compartió su alegría y agradecimiento por la conferencia de la UISG.

La religiosa comentó que en el país africano están realizando un proyecto, con el Fondo de Solidaridad Mundial y otras cinco congregaciones, que busca dar una respuesta de calidad a las mujeres desplazadas internas, que llegan a través de las Misioneras de la Caridad, y a las refugiadas de Eritrea y Yemen: “Es una experiencia muy linda, dijo, vemos cómo las vidas están cambiando”.

La misionera calificó la actividad como una iniciativa enriquecedora que involucra a las congregaciones de mujeres trabajando juntas, “en una realidad que no es nueva, y que requiere un cambio de paradigma, de visión y de narrativa, en la que realmente podamos poner a las personas que migran en el centro". 

La hermana Nieves subrayó que el foco no es “dar una respuesta asistencial”, sino “hacer que los migrantes se conviertan en protagonistas de un mundo nuevo que ha cambiado y seguirá cambiando”.+