Jueves 25 de abril de 2024

Los obispos tucumanos advierten sobre el riesgo de cisma en el que incurre un sacerdote

  • 30 de agosto, 2023
  • Concepción (Tucumán) (AICA)
Es por el caso de Daniel Molina quien, aun inhabilitado, decidió seguir ejerciendo su ministerio, separarse de la Iglesia Católica Romana e incorporarse a la llamada "iglesia vetero-católica".
Doná a AICA.org

Los obispos de la provincia de Tucumán difundieron un comunicado, advirtiendo a la feligresía sobre las consecuencias canónicas y espirituales de los actos, que rompen la comunión con la Iglesia, en los que incurre el sacerdote Daniel Molina quien, aunque inhabilitado para ejercer su ministerio público, decidió seguir ejerciéndolo, al separarse de la Iglesia Católica Apostólica Romana e incorporarse a la llamada "iglesia vetero-católica".

En mayo de este año, el obispo de Concepción, monseñor José Antonio Díaz, notificó a la comunidad diocesana que el sacerdote fue “inhabilitado para el ejercicio público del ministerio sacerdotal por diez años”, luego de que fuera denunciado por abuso sexual.

"Ciertamente, Molina fue exhortado de diversas maneras a no lastimar a la Madre Iglesia con un cisma. Su última respuesta fue que la suya se trataba de una decisión indeclinable. Dicha decisión hace al padre Daniel incurrir en el delito de cisma, lo que significa ruptura de la comunión con la Iglesia y él mismo se aplica la excomunión. Del mismo modo, todos los fieles que acompañen la decisión de dicho sacerdote incurren en el mismo delito, rompiendo la comunión eclesial", sostienen los prelados en el comunicado.

"No obstante, esta dolorosa situación puede sanarse con un humilde y publico acto de retractación que restituya la comunión dañada y los reincorpore a la Iglesia, que siempre los estará esperando. La censura eclesiástica no es una condena irrevocable, sino que es un doloroso llamado de una Madre a volver a la paz de la comunión, que está por encima de cualquier cosa. Por eso, como pastores preocupados del bien espiritual de los fieles, queremos exhortar, a toda la feligresía, a que no lastimen más el cuerpo de la Iglesia con el escándalo de un cisma", concluyen los obispos.

Firman el comunicado el arzobispo de Tucumán, monseñor Carlos Sánchez el obispo de Concepción, monseñor José Díaz, y el obispo auxiliar de Tucumán, Roberto Ferrari.+

Texto del comunicado