Miércoles 2 de diciembre de 2020

Los platenses recuerdan a Mons. Miori como "padre, hermano y amigo"

  • 21 de octubre, 2019
  • La Plata (Buenos Aires) (AICA)
Primer aniversario del fallecimiento de monseñor Andrés Miori

El arzobispo de La Plata, monseñor Víctor Manuel Fernández, presidió la misa por el primer aniversario del fallecimiento de monseñor Andrés Miori en la parroquia Nuestra Señora de Luján, donde se recordó al sacerdote platense como “padre, hermano y amigo”.



La Eucaristía se celebró el viernes 18 de octubre y contó con la presencia de miembros del clero, religiosas y laicos de la arquidiócesis. Concelebraron monseñor Alberto G. Bochatey OSA (obispo auxiliar de La Plata) y los sacerdotes Gabriel Baci, Julio César Espinosa, Juan Ferri, Carlos Malter, Nicolás Oyhamburu, Julio César Palarino, Gustavo Ramos, Walter Omar Crivaro, Guillermo Oría, Gonzalo Domenech y Jorge Masuelli.



El presbítero Malter predicó la homilía, en la que consideró que monseñor Miori será recordado como “alguien que no se guardó nada para sí, sino que animado por un profundo amor a la Iglesia supo darlo todo”.



El sacerdote también se refirió a la necesidad de descubrir “en la persona del Padre Andrés, el modelo de sacerdote entregado que la Iglesia necesita hoy, en estos tiempos difíciles, donde el anuncio del Evangelio se pretende silenciar”.



En ese sentido, el padre Malter afirmó que su par platense “fue un sacerdote como pocos”, al tiempo que destacó “gran cantidad de jóvenes entusiastas con inquietudes vocacionales acudían a buscar en él, el modelo para seguir un camino de consagración”.



Asimismo, destacó que “monseñor Miori siempre atendía a todos, sin excepción, aconsejando, alentando en la dificultad y por sobre todas las cosas ejerciendo el ministerio de la reconciliación”.



“A ninguno de esos jóvenes entusiastas les faltó el sentido de amistad del Padre Andrés, así como tampoco la confianza y el consejo sacerdotal”, añadió.



En otro de los aspectos de la vida sacerdotal de Mons. Miori, se hizo referencia a su designación como canónigo y prelado pontificio: “Ambas cosas que supo dignificar con su ministerio, sacando el fruto pastoral y no vanagloriándose de alguna distinción”.



El presbítero Malter expresó que “hoy todos, sacerdotes y laicos, te recordamos hermano Andrés con un profundo amor y queremos agradecerle al Padre que nos haya permitido compartir tu vida y tu ministerio, que ese Jesús que vos nos predicaste y nos enseñaste a amar te da la corona de justicia que te tiene reservada y que María, nuestra buena madre sacerdotal, con su manto celeste te envuelva por toda la eternidad”.



“Andrés, te recordamos como padre, hermano y amigo”, sostuvo.



Finalizada la misa, los presentes se reunieron en el Hogar Sacerdotal, donde monseñor Bochatey bendijo la biblioteca Nuestra Señora de Luján, y que contiene una colección de libros espirituales que pertenecían a monseñor Miori y que ahora serán exhibidos allí.



Informes: www.www.arzolap.org.ar.+

 

Campaña Donación AICA