Domingo 27 de septiembre de 2020

Miles de fieles aguardaron el inicio de la misa en la Plaza de Mayo

  • 19 de marzo, 2013
  • Buenos Aires (AICA)
Una multitud se concentró frente a la catedral metropolitana para participar de la vigilia organizada por la Vicaría de Juventud de la arquidiócesis de Buenos Aires con motivo de la misa de inicio del ministerio petrino del papa Francisco, programada para las 5.30 (hora argentina) en el Vaticano y para "despedir al padre de la Iglesia local y el hijo de Buenos Aires", según resaltaron los organizadores. El Santo Padre llamó a las 3.30 y pidió a los fieles cuidar a los más desprotegidos y elevar oraciones por él.
Una multitud se concentró frente a la catedral metropolitana para participar de la vigilia organizada por la Vicaría de Juventud de la arquidiócesis de Buenos Aires con motivo de la misa de inicio del ministerio petrino del papa Francisco, programada para las 5.30 (hora argentina) en el Vaticano y para "despedir al padre de la Iglesia local y al hijo de Buenos Aires", según resaltaron los organizadores.

Familias, jóvenes y adolescentes comenzaron a acercarse a la Plaza de Mayo poco después de las 22.30 en autos y ómnibus, para acompañar la expectativa que ha generado en la Argentina la elección del hasta hace poco cardenal Jorge Mario Bergoglio.

El gobierno de la ciudad de Buenos Aires dispuso la colocación de pantallas gigantes a los costados de la catedral, en la Avenida de Mayo y en la plaza histórica de Buenos Aires. Desde un escenario armado en las escalinatas del templo mayor de la arquidiócesis se animó la noche, mientras en el interior se vivía una vigilia de oración con el Santísimo Sacramento expuesto.

En el escenario, alrededor de las 23, se presentó "El padre César y los pecadores", y una hora más tarde, el cantante Axel, quien animó a los miles que cubrían los espacios libres. Más tarde aparecieron los conjuntos Efatá, Filocalia y el solista Carlos Seoanne, quien debió interrumpir su presentación alrededor de las 3.30 para dar paso a una comunicación en vivo con el Santo Padre, que llamó desde el Vaticano y pidió a los fieles cuidar a los más desprotegidos y elevar oraciones por él.

Poco antes del inicio de la transmisión de los acontecimientos que se sucedían en la Plaza de San Pedro, la compañía artística Buenos Aires por la Nueva Evangelización (Banuev) ofreció una presentación.

La Catedral, que fue abierta para los fieles, lució iluminada con los colores blanco y amarillo, representativos del Estado del Vaticano.. A un costado, la organización Red Solidaria instaló un camión en el que hasta hoy recibirá donaciones de alimentos para luego derivar a comedores comunitarios de las villas 31, 1-11-14, 21-24, Ciudad Oculta y Bajo Flores.

Jóvenes y adolescentes fueron, en su mayoría, los principales asistentes a la vigilia, muchos de ellos identificados con los nombres de los colegios a los que asisten o los movimientos e instituciones eclesiales a las que pertenecen.

En los diferentes puestos de venta instalados en la Plaza de Mayo, los presentes pudieron comprar láminas, banderas, llaveros, lámparas y tazas con el rostro del papa Francisco, además de gorros con los colores de la Argentina y del Vaticano.

"Francisco, repara mi Iglesia", "Con y para los pobres" y "Rezamos por vos" fueron algunas leyendas escritas en las banderas que flamearon durante la vigilia.

A los fieles católicos se sumaron integrantes de la agrupación La Alameda, que combaten contra el trabajo esclavo y la trata de personas, y el Campamento Toba de Plaza de Mayo.

"Despedimos al obispo y recibimos al papa", se pudo leer en la principal bandera dispuesta en el escenario frente a la catedral.+