Jueves 26 de noviembre de 2020

Mons. Buenanueva: "La doctrina de la Iglesia no ha cambiado"

  • 24 de octubre, 2020
  • San Francisco (Córdoba) (AICA)
El obispo de San Francisco expresó su opinión sobre los dichos recientemente difundos del papa Francisco en relación a las uniones homosexuales.

El obispo de San Francisco, monseñor Sergio Buenanueva, brindó una entrevista en el programa En Clave Grote, en el que puso en claro los últimos dichos del Papa difundidos sobre el matrimonio homosexual.  

En el comienzo, el prelado aclaró que las declaraciones que fueron noticia esta semana, se publicaron en el marco del documental Francesco y tienen que ver con una entrevista que el papa Francisco brindó a la periodista Valentina Alazraki el año pasado. 

En primera instancia, dijo monseñor Buenanueva, hay que tener en claro que “si en mi familia hay una persona con tendencia homosexual, es familia y hay que tratarlo con respeto, con cariño, como nos tratamos en la familia, sin nada más que aclarar, sentido común y evangélico”.  

Luego hizo referencia a la exhortación postsinodal Amoris Laetitia, en la que Francisco dedicó unos párrafos a este tema, discutidos en el sínodo de la familia: “Quienes tienen un homosexual en el seno de la familia, es un hijo de Dios y de ninguna manera se lo puede excluir”. 

Por otro lado, hizo mención a que “cuando en un parlamento se discute algún tipo de unión entre parejas homosexuales, él -Francisco- es favorable a una forma que no reconoce el matrimonio igualitario, sino que es la unión civil, en el que el Estado tutela derechos en dos personas que conviven”.  

En este sentido, monseñor Buenanueva aclaró que “no debemos calificar esto como que el Papa ha roto con la doctrina de la Iglesia, porque en Amoris Laetitia claramente dice que el matrimonio, en la enseñanza de la Iglesia, es la unión estable entre un hombre y una mujer. Las uniones homosexuales, con todo el respeto que merecen, no pueden equipararse con un matrimonio. Y la legislación de un país, en un modo ideal, debe ir por ese lado”.  

Más adelante, el prelado hizo referencia a los principios morales que la Iglesia distingue y la legislación de un país: “Aunque hay situaciones con las que no estamos de acuerdo, o tenemos una posición distinta, se reconoce que los Estados tienen que proteger a las personas en la situación concreta y real en la que se encuentran”, opinó. 

“La doctrina de la Iglesia no ha cambiado”, volvió a afirmar el obispo de San Francisco. “El Papa manifiesta con esta posición un criterio prudencial distinto a un documento de la Congregación de la Fe de 2003, que aprobó San Juan Pablo II, donde se daban algunas orientaciones para legisladores católicos que comenzaban a encontrarse con el debate parlamentario del matrimonio homosexual”, recordó. 

Asimismo, el obispo dijo que “como Iglesia nos vamos a encontrar con muchos temas y tenemos que acostumbrarnos a tener una presencia pública consistente y con argumentaciones muy fuertes y muy bien razonadas”.  

Finalmente, monseñor Buenanueva reconoció que la Iglesia, “desde hace años está involucrada en la pastoral de fronteras, acompañando al colectivo LGTB. Se trata de personas que están muy heridas y puede que tengan distintos reparos contra la Iglesia y piensen que la Iglesia no los acepta plenamente. Creo que esta mirada del Papa tiene que ser vista como una palabra de aliento a los agentes que se involucran en esta pastoral. Una mirada católica tiene que mantener bien unidas dos cosas: defender el matrimonio como unión entre varón y mujer, pero también el trabajo que resalta la dignidad de las personas y en este caso de las personas homosexuales”, concluyó. 

Escuchá la entrevista completa haciendo click acá.+