Martes 16 de abril de 2024

Mons. Canecin participó de la jornada contra el narcotráfico

  • 29 de junio, 2023
  • Goya (Corrientes) (AICA)
Fue en la localidad correntina de Mercedes, por el Día Internacional contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas. El obispo de Goya insistió en la necesidad de hablar sobre el tema.
Doná a AICA.org

El obispo de Goya, monseñor Adolfo Ramón Canecín, acompañó a la comunidad de la localidad correntina de Mercedes en las actividades realizadas el lunes 26 de junio, con motivo del Día Internacional de la Lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas. 

Participaron además autoridades municipales y representantes de otras religiones, y el obispo participó de una marcha y presidió luego la Eucaristía en la parroquia Las Mercedes.

La jornada comenzó en la Plaza 25 de Mayo, donde se desarrollaron actividades grupales que fueron animadas por el grupo scout y se escucharon testimonios de los jóvenes recuperados y se presenció la actuación de bandas musicales.

Al atardecer, se realizó una multitudinaria marcha alrededor de la plaza principal, y el cierre estuvo a cargo del obispo diocesano y de los sacerdotes. A las 20, monseñor Canecín celebró la Eucaristía en la parroquia mencionada, con la participación de los grupos de confirmación, junto a sus familias.

Participaron un grupo numeroso de fieles y diversas instituciones y credos: la Cruz Roja; el grupo scout; el Rotary Club; la Asociación de Padres y Amigos del Discapacitado Mental (APADEM); personal de Bomberos Voluntarios; clubes deportivos infantiles ,e instituciones educativas de los niveles primario y secundario.

Por su parte, la Comisión Nacional de Pastoral de Adicciones y Drogadependencia, dependiente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social (CEPAS), reiteró la necesidad de asumir los compromisos que conlleva enfrentar los desafíos que presenta el consumo de drogas, e insistió en la necesidad de “desnaturalizar el consumo, porque la droga mata siempre; de combatir la apatía, la insensibilidad y la indiferencia, porque la droga es un problema de todos; de gritar y clamar con vehemencia y desesperación: ‘¡Ni un pibe menos por la droga!’, porque la droga mata en el centro de nuestras ciudades, pero sobre todo en la periferia de nuestros barrios, donde nuestros pibes y pibas pobres están en riesgo permanente; decir no a la despenalización de la droga, porque la realidad misma nos confirma que la droga mata siempre, particularmente a los más vulnerables”.

Monseñor Canecín encabezó además una charla con los jóvenes estudiantes, donde reiteró su llamado a toda la población mercedeña para “hablar de las drogas”.

También el pastor Julio Soto, en representación de las Iglesias evangélicas de la ciudad, brindó un importante discurso sobre el cuidado y las consecuencias del consumo de esas sustancias.+