Lunes 17 de junio de 2024

Mons. García Cuerva: 'Ojalá los argentinos nos animáramos a primerear'

  • 8 de mayo, 2024
  • Buenos Aires (AICA)
"Si nos animamos a entrar en diálogo y a generar la cultura del encuentro, empezaríamos a construir desde ahora un país distinto", aseguró el arzobispo de Buenos Aires.
Doná a AICA.org

El arzobispo de Buenos Aires, monseñor Jorge García Cuerva, consideró que las figuras de Pedro y Cornelio, en las lecturas del último domingo, invitan a “descubrir que el otro es mi hermano, que tenemos necesidad del encuentro, que tenemos necesidad de buscar puntos en común y que tenemos, fundamentalmente, necesidad de diálogo”.

“Estamos infectados de una peste que está ligada a la intolerancia, que está ligada a la falta de diálogo, que tiene esa profunda y gran herida, a la que llamamos comúnmente grieta”, advirtió, y agregó: “Esa peste de intolerancia, esa peste de no buscar puntos en común, nos hace encontrarnos siempre con el otro para pelear”.

“Así, nos vamos reuniendo solamente con los que pensamos parecido. De alguna manera, solamente parece que buscamos división, mayor fragmentación, que lo único que hace es profundizar la grieta o la herida”, sostuvo.

El arzobispo porteño graficó su reflexión con una escena cotidiana de las mesas argentinas, en las que alguno primerea diciendo: “Acá no se habla de política, no se habla de religión, no se habla de fútbol”. 

“¿De qué hablamos entonces?”, planteó, y profundizó: “El problema es que no sabemos escuchar la diversidad. Que entonces seamos capaces de primerear, pero para animarnos al diálogo, para animarnos, igual que Pedro, a reconocer al distinto como mi hermano”. 

“Se nos hace cada vez más fácil construir desde los prejuicios, porque al construir desde los prejuicios, la realidad se divide entre los buenos y los malos, la realidad se divide entre los que piensan como yo y los adversarios. Tenemos una realidad muy maniquea, muy dividida entre buenos y malos, siempre ubicándonos nosotros del lado de los buenos y de los que tenemos la razón”, sostuvo.

Tras considerar que el Evangelio también habla de esta vacuna frente a la peste de la intolerancia y de la falta de diálogo -ya que lo hace Jesús al decir: “Aménse los unos a los otros”-, citó párrafos del mensaje que la Conferencia Episcopal Argentina difundió el pasado 19 de abril, sobre todo de la reflexión que se incluye allí realizada por el santo chileno Alberto Hurtado. 

Monseñor García Cuerva animó a “primerear y a que, igual que Dios, que nos amó primero, demos el primer paso”, y propuso tener “un gesto concreto de respeto, de diálogo, de entrar por lo menos en comunicación con aquel que, hasta ahora, traté como enemigo porque no piensa como yo”.

“Si todos los argentinos nos animamos a primerear, si nos animamos a entrar en diálogo y a generar la cultura del encuentro, empezaríamos a construir desde hoy un país distinto”, concluyó.+