Jueves 6 de agosto de 2020

Mons. Lozano destacó los ejemplos de los "santos de la puerta de al lado"

  • 31 de mayo, 2020
  • San Juan (AICA)
El arzobispo de San Juan, monseñor Jorge Lozano, destacó los testimonios de personas que fueron capaces de vencer las barreras del miedo y la vergüenza en tiempos de injusticias y abusos de poder.

El arzobispo de San Juan de Cuyo, monseñor Jorge Eduardo Lozano, destacó los testimonios de personas que fueron capaces de vencer las barreras del miedo y la vergüenza en tiempos de injusticias y abusos de poder.



“Pensemos en los santos que con valentía derribaron los obstáculos que enfrentaron y fueron asesinados pero no callados: los mártires. También los que apasionadamente (desvergonzadamente) entregaron su vida para dar testimonio del amor de Jesús, como San Francisco de Asís, Santa Teresa de Calcuta, el Cura Brochero, Mama Antula”, detalló.



“Hombres y mujeres que no se achicaron. Y tantas otras personas que conocemos, a los que el Papa llama ‘los santos de la puerta de al lado’, testimonios bien concretos y cotidianos”, agregó.



El arzobispo sanjuanino sostuvo que también se constata “en personas de otras religiones o no creyentes que manifiestan en la vida jugarse por la verdad, el bien, la vida” y puntualizó: “Lo comprobamos en las respuestas creativas y audaces a los sufrimientos provocados por la pandemia en diversos lugares del mundo”.



El prelado también dedicó su columna semanal a recordar que este domingo se celebra la solemnidad de Pentecostés, la gran fiesta del Espíritu Santo, y la relacionó con su reflexión inicial.



“Tan importante es esta fiesta que también se la llama Pascua del Espíritu Santo. Ese mismo Espíritu es derramado en todos nosotros desde el día de nuestro Bautismo, para que venzamos al miedo y la vergüenza”, indicó.



Monseñor Lozano también recordó que cada 31 de mayo se conmemora el momento de la visitación de la Virgen María —recién embarazada de Jesús— a su prima Isabel que transitaba el sexto mes del embarazo de Juan el Bautista.



“El alegre encuentro de dos mujeres con la vida creciendo en sus vientres. Esta fecha se toma como celebración de Grávida, un servicio de ayuda a la vida por nacer. Es un equipo de personas que acompañan situaciones de embarazos en condiciones de crisis y riesgo de aborto. Cada vez que veo fotos de los bebés que han logrado nacer pese a las dificultades, me conmueve y llena de alegría. Queremos y necesitamos sumar más jóvenes en esta hermosa iniciativa”, requirió.



“También forma parte de este servicio el ‘Proyecto Raquel’, un camino de sanación posaborto, para quienes enfrentan las heridas emocionales que deja el haber eliminado la vida del hijo en camino. Jesús nos enseña a no soltarle la mano a nadie, y que la Iglesia abrace a todos con ternura de madre”, concluyó.+