Sábado 28 de noviembre de 2020

Mons. Martín: "Que las leyes favorezcan la vida, no la muerte"

  • 9 de agosto, 2020
  • Rosario (Santa Fe) (AICA)
El arzobispo de Rosario criticó que resoluciones ministeriales se estén haciendo "casi ley y abriendo las puertas al aborto, incluso con más facilidades", y expresó su preocupación por la educación.

El arzobispo de Rosario, monseñor Eduardo Eliseo Martín, habló de temas de actualidad, como la pandemia y la grave situación socioeconómica que genera las dificultades para los trabajadores, la educación, el protocolo del aborto y la reforma judicial, en una entrevista concedida al portal CLG Noticias.

El prelado consideró que la sociedad argentina “no venía bien” y que la pandemia “agravó las cosas”, y expresó preocupación por el ámbito educativo y por los niños de sectores humildes que hace casi diez meses que no tienen contacto con la escuela, porque hubo pocos días de clases. “Muchos no van a retornar después de esto”, pronosticó.

“Habrá un deterioro en distintos ámbitos: educativo, laboral, social. Hay una caída que trae sufrimiento y angustia. Frente a esto tenemos que actuar con solidaridad, con amplitud de miras, con magnanimidad, juntos. La clase dirigente tiene que dejarse de pelear y buscar el bien del pueblo, porque como dijo el Papa estamos en una barca común, somos una familia. Nadie se puede salvar solo”, aseguró.

En relación al tema económico en la pandemia, el arzobispo rosarino profundizó: “Creo que los que están con mayores dificultades son los privados, porque el Estado no quiebra. Esa es la dificultad que encontramos hoy, los gremios tienen que buscar el interés de los trabajadores”.

“Hay iniciativas interesantes, sé que hubo un encuentro entre la CGT y empresarios, sin que los haya convocado el Estado, para tratar de buscar soluciones. Esas son cosas que a uno como obispo lo alientan. Eso es muy importante en este momento de crisis”, añadió.

“Es uno de los riesgos que corremos y en cierta medida en la Argentina se dio. La verdadera ayuda social tiene que pasar del asistencialismo a la promoción humana. Nosotros creemos que hay que hacer de cada persona un protagonista de su propio destino. Que cada argentino pueda ganarse el pan con el sudor de su frente, eso es digno”, sostuvo, y agregó: “Una frase sintética y certera es: ‘trabajo sin pan es explotación, pero pan sin trabajo es humillación’”.

Monseñor Martín consideró que “en una emergencia como la actual, sí hay que dar. Pero cuando el Estado le dice a alguien ‘toma esta ayuda, vos no servís para nada, tu vida no aporta nada, tus manos no sirven para producir, para trabajar, tu inteligencia no sirve, pero para que no te mueras, te damos esto’, eso es indigno, es humillación y hay que salir de eso”.

“Hay que buscar que cada persona tenga las posibilidades para desarrollar los talentos que Dios le dio. El derecho al trabajo es fundamental en la vida de una sociedad”, subrayó.

Protocolo de aborto
En relación con la reciente adhesión del gobierno porteño al protocolo el aborto, el prelado expresó: “Esto para nosotros es totalmente negativo”, e hizo referencia a los que rigen en la provincia de Santa Fe y en la ciudad de Rosario: “Con distintos signos políticos, hay una misma línea transversal de una cultura que, como la llama el papa Francisco, es la cultura del descarte”, opinó.

“Hay argentinos que merecen vivir y otros no, entonces vamos a legislar aunque el parlamento votó en contra de la ley del aborto. Pero a través de simples resoluciones ministeriales las están haciendo casi ley y abriendo las puertas al aborto, incluso con más facilidades”, dijo, y aseguró: “Nos parece lamentable, un retroceso en la civilización”.

“En un tiempo de pandemia, cuando estamos haciendo el esfuerzo de salvar tantas vidas, por qué no hacemos el esfuerzo de salvar las vidas cuando una madre siente la tentación de abortar. Puedo comprender a una mujer que haya abortado, porque pudo haber estado en una situación desesperante, pero decir que eso es un bien, un derecho, como si trajera felicidad a nuestra sociedad. Hay más felicidad por la vida, no por la muerte de un ser humano. Tenemos que hacer todo lo posible para que no haya abortos en la Argentina, porque amamos la vida. Que las leyes favorezcan la vida, no la muerte”, añadió.

Reforma judicial
En el final de la entrevista, monseñor Martín se refirió al proyecto de reforma judicial presentado recientemente, que se está debatiendo. “En este momento está todo puesto en crisis. Es una ocasión para replantear las cosas en busca de una justicia largamente esperada”, expresó.+