Lunes 24 de junio de 2024

Mons. Martínez: 'La Trinidad es el fundamento de la fraternidad'

  • 7 de junio, 2023
  • Posadas (Misiones) (AICA)
Así tituló el obispo de Posadas su mensaje para la solemnidad de la Santísima Trinidad, celebrada el domingo 4 de junio.
Doná a AICA.org

En su carta para la solemnidad de la Santísima Trinidad, celebrada el domingo 4 de junio, el obispo de Posadas, monseñor Juan Rubén Martínez, expuso sus reflexiones acerca de la relación entre la comunión Trinitaria y la amistad social.

Al respecto, expresó: “Si hay algo esencial de nuestra fe como cristianos es creer que Dios es Padre, Hijo y Espíritu Santo”, y precisó: “Creemos en la Trinidad por la revelación que Jesucristo, el Señor, realizó y que leemos en los textos de la Palabra de Dios. El texto bíblico de este domingo nos ayuda a ahondar en el misterio Trinitario revelado por Jesucristo, el Señor.

“Dicha confesión trinitaria tiene consecuencias en nuestra espiritualidad, en la evangelización y hasta en la manera de vivir y concebir el mundo”, a lo que añadió: “El decir que la comunión de la Trinidad es fundamento de nuestra convivencia social parece una expresión sin sentido y, sin embargo, está en la base de nuestro estilo de vida, que debe propiciar la cultura del encuentro”, señaló.

Luego de citar un pasaje de la encíclica Fratelli tutti del Papa Francisco, el obispo posadeño continuó: “En el país, en nuestra provincia, en la ciudad, en la comunidad y a nivel personal, debemos revisar cuál es el aporte que realizamos como cristianos a la sociedad y a la cultura”,

Como contrapartida, subrayó: “Resulta asombroso ver cómo por un lado crece positivamente la valoración de los derechos humanos, base de una justa y solidaria convivencia social, y por otro se parcializa la comprensión de los mismos derechos y se cae en la omisión de tantísimas situaciones que atentan contra la dignidad y la misma vida humana”.

”En nuestra diócesis -dijo monseñor Martínez- vamos realizando una pastoral que nos permita tener una valoración de la vida en todos sus aspectos: la vida por nacer desde su concepción; los derechos del niño, su nutrición y educación, señalando la gravedad del flagelo del alcoholismo y la droga, que va sumergiendo en la oscuridad el futuro de tantísimos jóvenes; la necesidad de una vida digna para las familias, los adultos y ancianos”, que "el trabajo evangelizador en favor de la vida, tiene necesarias consecuencias sociales que recrean nuevos y mejores vínculos de comunión social”, concluyó.+

» Texto completo de la reflexión