Miércoles 2 de diciembre de 2020

Mons. Montini agradeció a quienes ayudan a "edificar la fe"

  • 27 de agosto, 2020
  • Santo Tomé (Corrientes) (AICA)
El obispo de Santo Tomé, monseñor Gustavo Montini, celebró la misa del domingo en la catedral Nuestra Señora de la Asunción. En su homilía, valoró a quienes ayudan a edificar la fe de la comunidad.

El obispo de Santo Tomé, monseñor Gustavo Alejandro Montini, celebró la Eucaristía del XXI domingo durante el año en la catedral Nuestra Señora de la Asunción. En su homilía, se refirió al Evangelio que “deja un final abierto, como dejándonos un camino que que ser hecho por cada uno de nosotros”. Jesús, Dijera, “después de esa confesión de la identidad que hace Pedro de la persona de Jesús, dice que no se lo digan a nadie, porque en realidad es una tarea pendiente”.

“La tarea pendiente, justamente es que la comunidad cristiana, cada uno de los creyentes, vayamos encontrándonos con la identidad de Jesús, no con aquello que los demás, lo que oímos, pueda decir de Jesús, sino ese encuentro personal con Jesús, donde nos encontramos verdaderamente con su identidad ”.

El Evangelio, todos agregó, “nos entrega una tarea, una experiencia pendiente, porque en realidad, progresivamente, nosotros nos vamos encontrando con la identidad de Jesús. Y la identidad de Jesús no se agota en un encuentro, sino que permanentemente nos vamos a encontrar con ese corazón que es maravilloso ”, aseguró.

“Pedro descubre la identidad porque convive con Jesús y vive una intimidad, una amistad, un vínculo permanente con Jesús”, dijo monseñor Montini, invitando a “dejarnos interpelar por Jesús y establecer un diálogo con Él” a través de la oración, confiándole nuestra vida.

Campaña Donación AICA

Al hacer referencia a Pedro como piedra fundamental de la Iglesia, el prelado destacó a quienes ayudan a edificar la fe. En ese sentido, hizo expresa mención al padre Julián Zini, recientemente fallecido, “que con su poesía y con su canto edificó no solamente una identidad nacional, correntina, sino también nos regaló esa identidad tan propia, tan nuestra, una identidad tan entremezclada con la fe. El padre Julián todo lo veía desde su origen, su tradición correntina, argentina, pero todo estaba alumbrado y obtenido por la experiencia fuerte de su fe ”, recordó.

“Es una buena ocasión en esta perspectiva de rendir homenaje a aquellos que nos edificaron para que nosotros podamos construir nuestro propio edificio de la fe, honrar al padre Julián, que tuvimos la gracia de que la última vez que estuvo en Santo Tomé, estuvo acá , haciendo justamente una memoria agradecida frente a la catedral ”.

“El contexto en el que vivimos, necesita hombres y mujeres que con su vida edifiquen la vida de sus hermanos”, concluyó. +