Miércoles 2 de diciembre de 2020

Monseñor Canecín alentó a imitar a María y su actitud "de abandono y de confianza en Dios"

  • 7 de octubre, 2020
  • Goya (Corrientes) (AICA)
El obispo de Goya animó a la comunidad a vivir la fiesta patronal de la Virgen del Rosario.

El obispo de Goya, monseñor Adolfo Ramón Canecín, en la víspera de la fiesta de la Virgen del Rosario, patrona del departamento de Goya, animó a la feligresía diocesana a contemplar a la Virgen María “porque descubrimos en Ella una mujer de esperanza”, durante una entrevista radial por LT6 AM Radio Goya.

“María, es intercesora, entonces, si nosotros miramos a la Virgen como quien se mira en el espejo, en ella aprendemos a abandonarnos en Dios y ese título de abandono confiado es la esperanza”, dijo el obispo.

Luego recomendó a los fieles “confiar en Aquel para quien todo es posible”, y resaltó que “María, es nuestra Madre y las madres para nosotros son todo un testimonio de ejemplo, son modelos y, entonces cuando un cristiano se inspira en María como Madre estamos llamados a imitarla”, sobre todo destacó su “actitud de abandono y de confianza en Dios”.

En los días previos a la novena  y durante la novena, la imagen de la Virgen del Rosario visitó instituciones goyanas y, en esa línea, el prelado aconsejó “tomar las circunstancias de la vida y, sobre todo esta pandemia, aunque se esté prolongando, como una oportunidad desde la perspectiva de la fe, para cultivar un montón de cosas que si no tuviéramos esta circunstancia no lo haríamos”.

El prelado se refirió también las nuevas tecnologías: “Esto de la virtualidad nos está brindando una enorme oportunidad y, es cierto que extrañamos lo presencial, porque eso es inherente a nuestra condición humana, pero mientras extrañamos, aprovechemos esta oportunidad”. 

Campaña Donación AICA

“Hoy la Madre del Rosario nos visita y hagamos la experiencia, dejémonos visitar y exultemos de alegría porque es la Madre la que nos visita, hagamos el acto de fe, a través de la imagen del celular, de las redes o sintonizando la radio, pero realmente sintamos que es así”, alentó.

Con énfasis deseó: “¡Ojalá nos dejemos exultar como Santa Isabel cuando dijo ‘¡Quién soy yo para que la Madre del Señor venga a visitarme!’. Que esa visita nos llene de gozo”. “Cada uno, de acuerdo al talento, don y gracia que tiene, debe aportar; y entonces con el aporte de todos, ayudaremos a que sea mejor lograda la fiesta de la Virgen del Rosario y, así presentar el mejor homenaje a la Virgen María. Cada uno tiene un don y, qué lindo es que necesitemos los unos de los otros”, aseguró monseñor Canecín.

Más adelante destacó la animación y la convocatoria realizada a través de videos que circularon en los medios de comunicación y en las redes sociales durante el tiempo de la novena patronal, que “contó con la participación de distintos actores del ámbito de la sociedad que invitaron a vivir cada día. ¡Qué hermoso! Porque eso dice que la sociedad es diversa y es plural. Desde la pluralidad nos fuimos uniendo, entonces, me alegra enormemente, aun en medio de los límites que fueron saliendo, los límites nos dan una gran oportunidad”, expresó.

A los goyanos les dio un mensaje muy especial: “Tengan una profunda actitud de gratitud a Dios. Que nuestros corazones sean capaces de agradecer por la vida y, si estamos visitados por el misterio del dolor, una enfermedad u otra circunstancia, aun así, sepamos agradecer porque nada escapa a la providencia de Dios”.

“A Dios no se le escapó la historia, ni la historia personal, ni de las familias, la Iglesia o la humanidad. Nada escapa de la providencia de Dios. Él dispone y permite las cosas para el bien de todos los que lo aman”, continuó diciendo. Y concluyó animando: “Reciban lo que Dios les puede regalar, sobre todo la visita de María del Rosario, patrona de Goya, a través de la radio, las redes, la televisión o la virtualidad y, procuren hacer la experiencia de Santa Isabel, cuando fue visitada: alégrense por la visita de la Madre. Poder alegrarnos y vivir esta fiesta goyana”.+