Miércoles 25 de noviembre de 2020

Novena a la Virgen de Luján: Mons. Sánchez llamó a la caridad fraterna con los necesitados

  • 6 de mayo, 2020
  • Luján (Buenos Aires) (AICA)
En el octavo día de la novena dedicada a Nuestra Señora de Luján

El arzobispo de Tucumán, monseñor Carlos Alberto Sánchez, acompañó con su reflexión el octavo día de la novena en honor de Nuestra Señora de Luján. “Desde el NOA queremos pedirle a Nuestra Señora de Luján por todos los que viven en situación de calle”, expresó, recordando que ella misma, junto a José y al niño Dios, “en sus entrañas vivió esa situación, cuando le tocó salir de su casa e ir golpeando puerta a puerta en Belén y no había lugar para ellos en el hospedaje”.



“Estaba en situación de calle, estaba en una situación de mucho dolor, de mucho sufrimiento, embarazada, ya por tener a su hijo, pero ella dio a luz al Salvador del mundo en ese establo de Belén, en esa cueva de animales que ella convirtió en la casa de Jesús, como dice el papa Francisco, con unos pobres pañales y una montaña de ternura”.



“La ternura de María, la cercanía de María, se hacen presentes en el corazón de aquellos hermanos que viven en situación de calle ante cada uno de nuestros gestos de cercanía, de ternura, de compasión, de consuelo”, aseguró monseñor Sánchez, y pidió: “Que no pasen indiferentes” porque son nuestros hermanos.



“Qué importante que podamos conocer sus nombres, tratarlos por el nombre, que de verdad los dignifiquemos a esos hermanos, brindándoles nuestra ayuda solidaria, tratándolos como hermanos. Esa es la forma de ir transformando nuestra Patria”, no sólo en el tiempo de pandemia, sino “que sea nuestro actuar diario, cotidiano, el visibilizar a estos hermanos y socorrerlos con nuestra caridad fraterna. Ese es el compromiso de nosotros, los cristianos”.



“¿Queremos transformar la Argentina?”, planteó el arzobispo. “Nosotros, los hijos de Dios, los que creemos en Jesucristo, los hijos de María, los devotos de María vamos a transformarla, transformando nuestro corazón y siendo cada uno de nosotros generadores de esa transformación de nuestra sociedad. Este es el compromiso, así tenemos que caminar, así vamos a hacer presente y creciente el Reino de Jesucristo, que Él ha inaugurado mediante su muerte y resurrección”.



“Que en esta novena patronal, Nuestra Señora de Luján interceda por nosotros, que ella con su ternura de Madre nos haga sensibles a las necesidades de nuestros hermanos para poder sostenerlos, acompañarlos, dignificarlos con nuestra cercanía fraterna”, pidió.



“En este momento le pedimos a María de Luján que con esos rayos llegue a cada rinconcito de la Argentina, especialmente al rinconcito del corazón de estos hermanos que tanto necesitan, con su ternura de Madre, que se hace actual a través de nuestros gestos de cercanía”.



“Madre tierna de Luján, humildemente te pedimos que intercedas ante tu hijo Jesús, para que con la fuerza del Espíritu Santo podamos ser constructores de su Reino de amor, con el testimonio de nuestra vida y el compromiso de caridad fraterna, con nuestros hermanos que viven en situación de calle”, concluyó.+