Lunes 15 de abril de 2024

Nueva consagración en el Orden de Vírgenes

  • 8 de febrero, 2022
  • Bahía Blanca (Buenos Aires) (AICA)
En la Jornada Mundial de la Vida Consagrada, la arquidiócesis de Bahía Blanca celebró una consagración en el Orden de Vírgenes.
Doná a AICA.org

En la fiesta de la Presentación del Señor, en la que se celebra la Jornada Mundial de la Vida Consagrada, la arquidiócesis de Bahía Blanca la celebró con una nueva consagración en el Orden de Vírgenes.


María Ofelia Barrios fue consagrada por las manos del arzobispo de Bahía Blanca, Fray Carlos Alfonso Azpiroz Costa OP, según el ritual de consagración de vírgenes restaurado y promulgado por la Congregación para el Culto Divino el 31 de mayo de 1970.


“La imagen de Esposa de Cristo aparece en el Nuevo Testamento como ícono revelador de la íntima naturaleza de la relación que el Señor estableció con la comunidad de los que creen en Él."


Desde los primeros siglos el Espíritu Santo expresó este el Misterio de la Iglesia en “las mujeres que correspondiendo al carisma suscitado en ellas por el Espíritu Santo, con amor esponsal se dedicaron al Señor Jesús en virginidad, para experimentar la fecundidad espiritual de la íntima relación con él y ofrecer los frutos a la Iglesia y al mundo.”


La consagración virginal, pública, personal y perpetua, implica una entrega total de la persona a Cristo. Por el rito la persona queda constituida en persona sagrada y elevada a la condición de esposa, unida con un vínculo indisoluble al Hijo de Dios, signo trascendente del amor de la Iglesia a Cristo, imagen de la Esposa celeste y de la vida futura. Esto se manifiesta externamente en el anillo nupcial que lleva en su mano, un poema de amor entre Cristo y ella. La consagrada es recibida por la Iglesia, en la Iglesia y al servicio de la Iglesia.


Mediante las obras de penitencia y misericordia, las vírgenes consagradas se dedican al dinamismo apostólico y a la oración según su situación y carisma, unidas en espíritu filial al obispo diocesano. Cumplen su ministerio de oración rezando por la Iglesia, de la que son signos, participan diariamente de la Eucaristía y rezan la Liturgia de las Horas, intercediendo así por la salvación del mundo. El servicio a la Iglesia, según la disponibilidad de cada consagrada, lo cumplen también realizando sus tareas cotidianas, familiares y profesionales, sabiendo que la enriquecen con toda obra rectamente realizada y con su unión vital con Cristo.


La misa de consagración tuvo lugar en la catedral Nuestra Señora de la Merced, en cuya celebración el arzobispo de Bahía Blanca, fray Carlos Alfonso Azpiroz Costa OP, se refirió a la vida consagrada reflejada en la entrega del corazón ardiente en Cristo y por Cristo.


 


María Ofelia Barrios es profesora y vive en la ciudad de Punta Alta. La joven, que tuvo una intensa actividad pastoral comprometida con el sentir de la Iglesia durante muchos años, recibió su consagración de manos del obispo frente a una nutrida asamblea y se encomendó confiadamente al Sagrado Corazón de Jesús.+