Viernes 19 de julio de 2024

Tierra Santa: nuevo llamado del Papa a una tregua y a la liberación de rehenes

  • 5 de noviembre, 2023
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
Francisco reiteró su llamamiento para un alto el fuego entre Israel y Hamas, y rezó por todas las personas que sufren las guerras en varias partes del mundo, incluida Ucrania.
Doná a AICA.org

"Pensemos en los niños, en todos los niños involucrados en esta guerra, así como en la de Ucrania y en otros conflictos: de esta manera estamos matando su futuro", expresó el Papa Francisco durante la oración del Ángelus de este domingo 5 de noviembre, e hizo un nuevo llamado para el fin de la guerra en Tierra Santa. "Les imploro que se detengan, en nombre de Dios", dijo, y agregó: "¡Alto el fuego!".

El Papa expresó su esperanza de que “se busquen todos los caminos posibles para evitar absolutamente una escalada del conflicto, brindar asistencia a los heridos y entregar ayuda a la población de Gaza, donde la situación humanitaria es extremadamente grave”.

También pidió la liberación de los más de 200 rehenes israelíes que fueron tomados durante la mortífera incursión de Hamás del 7 de octubre. “Entre ellos también hay muchos niños; ¡que regresen con sus familias!", rogó.

El Papa Francisco concluyó su llamamiento, invitando a todos a reunir el coraje para poner fin a la guerra.

“Oremos para que tengamos la fuerza de decir 'basta'”, dijo.

Terremoto en Nepal
El Papa rezó también por las víctimas del terremoto que sacudió el noroeste de Nepal el viernes por la noche, matando al menos a 157 personas y dañando miles de hogares.

"Estoy cerca del pueblo de Nepal, que está sufriendo a causa de un terremoto", dijo.

El Papa también recordó a muchas personas de Afganistán que han buscado refugio en Pakistán, pero "que ahora no saben adónde ir".

Y agregó: “Rezo por las víctimas de las fuertes tormentas y de las inundaciones en Europa”.

Pueblos aislados en Nepal
El terremoto -de magnitud 5,6- afectó a varias aldeas del distrito de Jajarkot en Nepal, una zona mayoritariamente agrícola en la parte noroeste del país.

El sismo provocó deslizamientos de tierra en varias zonas, lo que impidió las labores de rescate, y se pudo sentir incluso en lugares tan lejanos como Nueva Delhi, la capital de la India, que se encuentra a unos 800 kilómetros de distancia.

Varias carreteras quedaron bloqueadas y a muchos pueblos de montaña sólo se podía llegar a pie. Y muchos residentes locales se han quedado sin hogar y han pasado las últimas noches en tiendas de campaña. Los informes de los medios dijeron que los soldados intentaban despejar las carreteras.

El viceprimer ministro de Nepal, Narayan Kaji Shrestha, dijo el sábado que el gobierno está trabajando para entregar ayuda a las zonas afectadas.+