Martes 27 de octubre de 2020

Obispos brasileños reiteran su posición contra la liberación de drogas

  • 4 de septiembre, 2020
  • Brasilia (Brasil) (AICA)
Ante el proyecto para autorizar el uso sin restricciones de la marihuana, los obispos piden centrar la atención en políticas públicas de prevención y servicios de recuperación de adictos.

La Conferencia Nacional de Obispos de Brasil (CNBB) envió al presidente de la Cámara de Diputados, Rodrigo Maia, una carta reiterando su posición contra la despenalización del consumo de drogas, publicada el 26 de agosto de 2015.

Los obispos brasileños volvieron a manifestarse luego de presentar un sustituto al Proyecto de Ley que prevé autorizar el uso amplio y sin restricciones de la marihuana en el territorio nacional mucho más allá del uso médico. El texto original del proyecto de ley solo autorizaba la siembra de marihuana en el país con fines medicinales.

Un grupo de parlamentarios señala que este sustituto no es admisible ya que la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (ANVISA), en 2019, reguló el uso de cannabis con fines medicinales a través de las Resoluciones de la Dirección Colegiada - RDC No. 327 y RDC No. 335, donde ya esté prevista la concesión de la Autorización Sanitaria para la fabricación e importación, así como establece requisitos para la comercialización, prescripción, dispensación, seguimiento e inspección de productos de cannabis con fines medicinales, previa prescripción de un profesional calificado, y otorga otras medidas.

El sustituto presentado para el análisis directo del Pleno de la Cámara de Diputados incluye varios cambios en el texto que modifican profundamente el material presentado y favorecen así el ambiente para una verdadera cadena de comercialización y consumo de marihuana en Brasil, donde la dependencia química representa un importante problema de salud y seguridad pública.

“El uso indebido de drogas interfiere seriamente con la estructura familiar y social. Es una de las causas de innumerables enfermedades, discapacidades físicas y mentales y el abandono de la vida social. La dependencia que afecta, especialmente, a adolescentes y jóvenes, es un factor que genera violencia social, provocando un cambio de conciencia y comportamiento en el usuario. El uso y el tráfico de drogas se identifican como la causa de la mayoría de los ataques contra la vida”, destaca otro extracto de la nota de 2015.

Ante este intento de cambiar el texto original del proyecto de ley, la CNBB reitera su posición en contra de la despenalización y destaca la importancia de centrar la atención en las políticas públicas de prevención, apoyo a los servicios de recuperación, incluidos los mantenidos por entidades religiosas, práctica de la justicia restaurativa y el rigor frente a quienes lucran con la venta de drogas.

En la carta enviada al presidente de la Cámara de Diputados, la CNBB también reiteró su voluntad de colaborar siempre con importantes discusiones parlamentarias.+