Sábado 22 de junio de 2024

Paraguay: la Iglesia pide buscar consensos básicos que apuntalen el bien común

  • 16 de mayo, 2024
  • Asunción (Paraguay) (AICA)
En el Tedeum por el 213º aniversario de la Independencia Nacional, el Card. Adalberto Martínez destacó las acciones encaminadas a una mayor inclusión de los sectores más vulnerables.
Doná a AICA.org

El cardenal Adalberto Martínez Flores, arzobispo de Asunción y presidente de la Conferencia Episcopal Paraguaya (CEP), presidió el tedéum con motivo del 213º aniversario de la Independencia Nacional. Así, en presencia del presidente Santiago Peña y del vicepresidente Pedro Alliana, el arzobispo pidió “fortalecer servicios y garantizar derechos considerados básicos, para una vida digna y plena de las personas que habitan el suelo patrio, priorizando a los más vulnerables, como los pueblos campesinos e indígenas”.

El purpurado paraguayo inició su homilía recordando que el mensaje del Evangelio es claro y firme: “Necesitamos construir nuestra casa, la nación, la República, sobre la roca firme que es Cristo, el Señor, y que se fundamenta en la escucha de su Palabra y ponerla en práctica”, y añadió que Jesucristo nos dice “que toda la ley y los profetas se resumen en el Amor”, y que “no basta decir ‘Señor, Señor’, sino que se trata de amarlo concretamente, en cada hermano y hermana, en todo ser humano, sobre todo en los más pequeños, en los necesitados, en los vulnerables, en los marginados y descartados de nuestra sociedad”.

Y observó que “construir sobre roca la Patria implica fortalecer la institucionalidad democrática de la República y trabajar arduamente a favor de una sociedad cohesionada en el respeto irrestricto de la dignidad humana, el trabajo, la solidaridad y el interés general, interpretado como el bien común”.

Entre los puntos destacados, el cardenal señaló la iniciativa del Gobierno Nacional de fortalecer los servicios de salud en todo el país, así como la provisión de alimentación escolar, mediante el programa Hambre Cero.

“Consideramos que el proyecto ‘Hambre cero en las escuelas’, impulsado y fomentado por el Ejecutivo, sería de gran ayuda humanitaria para mitigar las necesidades de alimentación y nutrición de los niños más carenciados del país”, dijo el cardenal.

Asimismo, indicó que la Iglesia recibió con beneplácito el anuncio hecho por el Ejecutivo de que se construyen y se construirán varios hospitales equipados en el país y en la capital, con los recursos adicionales que se recibirán tras el establecimiento de una nueva tarifa por la energía eléctrica generada en la represa Itaipú Binacional. “Es importante no defraudar las expectativas y las esperanzas de la gente”, advirtió en ese sentido Martínez Flores. 

Del mismo modo, pidió fortalecer la institucionalidad democrática de la República y trabajar arduamente “en favor de una sociedad cohesionada en el respeto irrestricto de la dignidad humana, el trabajo, la solidaridad y el interés general, interpretado como el bien común”.

Avances económicos y necesidad de inclusión
El cardenal también expresó el reconocimiento y valoración de los avances en materia económica y, sobre todo, de aquellas iniciativas que implican beneficio para el país, como el acuerdo logrado con el Brasil sobre la tarifa de Itaipú, que posibilitará disponer de recursos adicionales para atener las urgentes necesidades sociales, “siempre que se apliquen de manera correcta y transparente”, y también destacó la positiva valoración del país, que permite abrir mercados para los productos nacionales y la posibilidad de atraer las inversiones que podrían contribuir al desarrollo.

Sin embargo, señaló que “es necesario que encaremos la revisión del modelo económico vigente, que consigue el crecimiento, pero sigue predominando la informalidad, lo cual no contribuye para mejorar significativamente la inclusión social y la calidad de vida de los sectores menos favorecidos”, dijo el arzobispo de Asunción.

En ese sentido, mencionó que cerca del 42% de los trabajadores ganan menos que el salario mínimo, que de por sí es insuficiente para cubrir las necesidades básicas, y que la mayoría de la población no tiene posibilidad de una jubilación ni acceso a salud pública o privada.

“Duele saber que, en una tierra rica en recursos naturales y que produce alimentos para el mundo, haya cientos de miles que pasan hambre, que sufren desnutrición, que viven en ambientes insalubres”, dijo.

Finalmente, exhortó a los líderes y actores sociales y políticos a fomentar la cultura del encuentro, a propiciar el diálogo entre paraguayos y a buscar consensos básicos que apuntalen el bien común.

Y concluyó exhortando a “dejar de lado las diversas formas de eliminar o de ignorar a los otros. Seamos capaces de reaccionar con un nuevo sueño de fraternidad y amistad social, reconociendo la dignidad de cada persona humana”.

Saludo del Santo Padre
Con motivo de la fiesta patria paraguaya, el Papa Francisco envió un telegrama de felicitación al pueblo paraguayo, en la que expresa:

“Me complace hacer llegar a su excelencia mi más sincera felicitación con ocasión de la Fiesta Nacional de esa querida Nación, y asimismo presento a todos los paraguyos y paraguayas mis mejores votos por una convivencia fraterna"

"Suplico al Señor que, por intercesión de Nuestra Señora de Caacupé, conceda a todos los hijos e hijas de esa tierra progeresar en la construcción de la paz, la solidaridad y el bien común".+