Lunes 17 de junio de 2024

Vaticano: Congreso Internacional sobre Espiritualidad y Deporte

  • 6 de mayo, 2024
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
"Poner la vida en juego" es el tema del acontecimiento que se llevará a cabo entre el 16 y el 18 de mayo, presentado por el cardenal Tolentino Mendonça como un ejercicio de "sinodalidad deportiva".
Doná a AICA.org

El cardenal José Tolentino Mendonça, prefecto del dicasterio para la Cultura y la Educación, presentó la Conferencia Internacional sobre Deporte y Espiritualidad como una oportunidad para contribuir a la paz y ejercer la “sinodalidad deportiva”.

“Es cierto que la figura de Jesús, en su mensaje y en sus acciones, tiene mucho que ofrecer al deporte. Del mismo modo, la Iglesia tiene mucho que aprender del fenómeno deportivo. Esto es esencialmente lo que queremos lograr con esta conferencia internacional: traer no sólo voces dentro de la Iglesia, sino también voces fuera de la Iglesia, que nos ayudarán con sus reflexiones. Este es un hermoso ejercicio de "sinodalidad deportiva". Y, de este modo, arriesgamos una cultura del encuentro, como destaca el Papa Francisco”, destacó el prefecto durante la presentación del Congreso en la Sala de Prensa de la Santa Sede.

El tema de la Conferencia Internacional sobre Deporte y Espiritualidad es “Poner la vida en juego” y tendrá lugar del 16 al 18 de mayo.

El cardenal Mendonça sugirió, a partir de la reflexión del Papa Francisco, que existen “muchos puntos de conexión” entre “deporte y espiritualidad”, y expuso los objetivos de la conferencia internacional: “Observar el deporte hoy. Comprender por qué es tan popular. Identificar sus riesgos. Valorar su relevancia en la construcción de una sociedad más fraterna, tolerante y equitativa. Discernir cómo Dios se manifiesta en esta manifestación cultural”.

Monseñor José Tolentino Mendonça indicó que el congreso quiere abordar dos cuestiones: “¿Qué tiene que decir el deporte a la Iglesia? ¿Qué tiene que decir la Iglesia sobre el deporte?

El prefecto recordó que, “en muchos momentos, el deporte fue inspiración y metáfora de la vida de los cristianos”, y que también sucedió lo contrario: “El propio cristianismo enriqueció el deporte con su visión humanista”, recordando el centenario de la introducción del lema olímpico “Citius, altius, fortius” (más rápido, más alto, más fuerte) en los Juegos Olímpicos de París de 1924, inspirado en el fraile dominico Henri Didon.

“La Iglesia no quiere controlar el deporte ni crear un deporte alternativo, sino humanizarlo a través de una visión cristiana del deporte”, destacó.

Refiriéndose a la colaboración de la Embajada de Francia con la Santa Sede en la organización de la Conferencia, el cardenal portugués destacó nuevamente, para concluir, el valor que tiene el deporte: “Es una prueba de que el deporte también tiene valor diplomático y es un servicio a la paz. Espero que esta conferencia pueda ser también una contribución a la sociedad internacional y, en particular, a la sociedad francesa, que este año acogerá el mayor acontecimiento deportivo, los Juegos Olímpicos de París 2024”, concluyó.+