Martes 14 de julio de 2020

Un nuevo párroco para la comunidad catamarqueña de San Jorge

  • 1 de julio, 2020
  • San Fernando del Valle de Catamarca (AICA)
La comunidad de San Jorge de la diócesis de Catamarca recibió a su nuevo párroco. Se trata del presbítero Reinaldo Oviedo, que tomó posesión en la Eucaristía del viernes 26 de junio.

La comunidad de San Jorge de la diócesis de Catamarca recibió a su nuevo párroco. Se trata del presbítero Reinaldo Oviedo, que tomó posesión en una Celebración Eucarística presidida por el obispo diocesano, monseñor Luis Urbanc, el viernes 26 de junio.

La parroquia, ubicada en la zona sur de la ciudad capital, recibió a su nuevo párroco y congregó a los fieles de la jurisdicción parroquial, observando el distanciamiento social y el uso del barbijo. Además la celebración fue transmitida por los medios digitales para quienes no pudieron estar presentes.

La misa fue presidida por monseñor Urbanc y concelebrada por sacerdotes del clero local, entre ellos, el vicario general, presbítero Julio Quiroga del Pino; el rector de la catedral basílica y santuario de la Virgen del Valle, presbítero José Antonio Díaz; y los presbíteros Javier Grosso y Javier Cisternas, párroco y vicario parroquial salientes, respectivamente. Asimismo, participaron autoridades de la Gendarmería, encabezadas por el Jefe de la Agrupación VIII, comandante mayor Jorge Daniel Solan, ya que el presbítero Oviedo fue capellán de esta fuerza.

En su homilía, monseñor Urbanc manifestó: “Una vez más nos toca recibir a un sacerdote y despedir a otro”, y luego de agradecer a los fieles el acompañamiento al párroco saliente, reflexionó: “Nos tendremos que ir convenciendo de que las comunidades son las que caminan y los sacerdotes nos ponemos a caminar con ustedes. El sacerdote va acompañando, orientando, corrigiendo, pero siempre unido a la comunidad, que tiene que ser mariana y misionera”.

El obispo animó a la comunidad a “aceptar con alegría al sacerdote que Dios nos pone en el camino, él nos va a reconciliar con el Señor, va a bautizar a los niños, celebrar la misa, bendecir los matrimonios, visitar a los enfermos para aliviarlos en sus dolores con la santa unción y va a rezar los responsos cuando el hermano parta de este mundo. Nos va a enseñar a conocer la Palabra de Dios y a descubrir la voluntad de Dios en nuestras vidas. Ésa es la misión que tiene un sacerdote cuando se pone a caminar con nosotros”.

En otro tramo de su mensaje, el obispo invitó a que sigamos “viviendo la gracia del Año Mariano Nacional. Les pido de corazón que lo trabajemos, recemos todos los días la oración que se nos propuso, para que nunca perdamos de vista el ejemplo de María y su intercesión”. Señaló que “en el 2030 se cumplirán los 400 años de la Virgen de Luján, patrona de la Argentina. Es un camino que queremos hacer con la Virgen, buscando insertar en la sociedad los valores cristianos”.

Monseñor Urbanc instó a acompañar al padre Oviedo, "para que pueda sentir la cercanía de ustedes y formen la familia de la parroquia de San Jorge, que camina de la mano de María y de su patrono”. Finalizada la predicación, se concretó la profesión de fe y el juramento de fidelidad por parte del flamante párroco.

Antes de concluir la celebración, el padre Oviedo dirigió unas palabras a la comunidad: “Voy a cumplir 26 años de vida sacerdotal, fui caminando en la diócesis y conociendo a muchas personas que Dios va poniendo en el camino para que podamos marchar. Y éste va a ser el desafío para todos, que podamos caminar juntos, no el cura solo sino todos juntos como comunidad, encontrarnos para alabar con nuestras vidas al Señor, acompañados por la Santísima Virgen bajo la advocación del Valle”.+