Viernes 22 de enero de 2021

Mons. Sánchez: Jesús "fuente de nuestra esperanza y alegría"

  • 24 de diciembre, 2020
  • San Miguel de Tucumán (AICA)
"Que podamos construir una patria de hermanos, una patria mejor, donde honremos la vida viviendo con generosidad, con total entrega al servicio de los demás y dignificando a los hermanos", pidió.

El arzobispo de Tucumán, monseñor Carlos Sánchez, envió sus saludos de Navidad a la comunidad diocesana, deseando que el Niño Jesús sea “la fuente de nuestra esperanza, nuestra alegría”

“¡Feliz nacimiento de Jesús, nuestro Salvador!”, comenzó anunciando, y recordó el momento en que los pastores recibieron el mensaje de los ángeles “y encontraron rápidamente a María, a José y al Niño acostado en un pesebre y envuelto en pañales. Ese es el Hijo de Dios, el que se hace niño, se hace pequeño, se hace hijo de nosotros, recostado en un pesebre, en un lugar pobre”, y expresó que ese Niño que nace “es nuestro Redentor, que viene a traernos la Buena Noticia, la dignidad maravillosa de sabernos hijos de Dios, asumiendo nuestra realidad humana”.

Haciendo referencia a los acontecimientos del año, monseñor Sánchez indicó que “después de haber vivido un año en medio del dolor, del sufrimiento y de la incertidumbre, del desconcierto, en medio de la pandemia, de la enfermedad y de la muerte, Jesús es nuestra esperanza, el que asume nuestra realidad humana y la transforma, y nos regala vida para siempre”.

Campaña Donación AICA

Y dijo a los tucumanos, “que sea Jesús este niño, este hijo de Dios que se hace uno de nosotros, la fuente de nuestra esperanza, nuestra alegría y el compromiso de nuestra fraternidad”. Porque “Él es el que viene a consolar a los que están afligidos, el que viene a regalar vida nueva y salud a los que están enfermos. Él es el que viene a arrancar de nuestro corazón lo mejor, para poder vivir la fraternidad mediante el servicio solidario y generoso, mediante la vivencia de la verdad, de la justicia y de la paz”.

Por último deseó “que podamos construir una patria de hermanos, una patria mejor, donde honremos la vida viviendo con generosidad, con total entrega al servicio de los demás y dignificando a los hermanos. Que Dios los bendiga, feliz Navidad”.+